lunes, noviembre 19, 2012

Bienvenido


Llegó al mundo nuevo (él nuevo, el mundo no). Llegó a descubrir cada detalle de este mundo viejo que, aún sin sospecharlo, lo estaba esperando con ansias. Llegó a estar un poco dormido y bastante refunfuñoso y ¿cómo no entenderlo? Yo también me esgunfiaría si, de repente, las manos de tanta gente pudieran tocarme, hubiese tantos sonidos y ruido a mi alrededor, me resultara imposible dejar de olfatear los olores del mundo y la luz me pegara en la cara sin gentileza. Sin embargo, el universo se derrite cuando él estira los dedos arrugados como de viejito, cuando se quejotea con sonidos de bebé, cuando se relaja en el abrazo suave. Llegó al mundo nuevo y dormido y refunfuñoso y es tan pero tan hermoso que lo ilumina todo.

Hola Hijo de AmigaSocia.
Ya te quiero para toda la vida.

4 comentarios:

mai dijo...

Que bello !!!! ♥ ♥ una luz nueva en el mundo, que seguro que crece feliz c una madre y una tía que lo quieren tanto tanto

Hugo dijo...

Es verdaderamente hermoso esto que escribiste.

Seguro él te va retribuir todo el cariño que le tenés.

La Criatura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

mai: es precioso, es perfecto... y está cada día más precioso y más perfecto... y no es porque no sea objetiva, eh ;)

Hugo: ¡gracias! y él ya me retribuyó todo este cariño, aún haciendo pucheros.

¡besos a ambos!