viernes, mayo 18, 2012

Un punto que contiene todos los puntos

[El Aleph, Jorge Luis Borges.]


Hoy mi persona entera es un aleph
de todas las penas y los dolores del mundo.


Uf.
¡Cuánto sufre este mundo que habitamos!

8 comentarios:

nomesalelapalabra dijo...

No sé por "allá", pero por "acá", la lluvia lo hace todo más triste aun.

Álter alma dijo...

Te parece?
A mí me dijeron que mitad del mundo sufre y que la otra mitad se cag.. de risa. Y algo de eso hay, todo dependerá del cristal con que se mira no?

Saludo.

Etienne dijo...

Es mucho decir el dolor del mundo cuando para mi, mi dolor es un mundo.

Y con respecto al comentario de Alter Alma, si se me permite, creo que es verdad que medio mundo sufre y el otro medio se caga de risa, aunque no siempre son las mismas mitades... De diferentes naturalezas son los dolores de cada uno!
Besos!!

dejatellevar dijo...

Y tal vez sufre tanto porque la idiotez humana no tiene limite.
Te mando un mate amargo y cargadito para pasar el mal trago y la congoja que puede traer pensar que el mundo tambien somos nosotros y que a veces el granito de arena que podemos aportar no alcanza para tantas heridas que no pueden dejar de sangrar.

Álter alma dijo...

Etienne: claro que no siempre son las mismas mitades; a veces ud. y yo estamos en una mitad, por momentos pasamos a la mitad opuesta y así... nadie sufre ni la pasa bomba toda la vida.

Lola dijo...

todos pasamos por eso alguna vez. paciencia.

mai dijo...

¡Qué habrás visto que te puso así!

Igual, digo, un aleph es algo demasiado grande como para llenarlo de todas las penas y dolores del mundo, ¿quién podría soportarlo?... te diría que lo llenes de todas las cosas bellas pero si no estás de ánimos para eso ¿que tal si al menos lo llenás de todas las soluciones (o de todas las ilusiones de soluciones)? Así por lo menos sin salir de tu dolor le encontrás un poco la vuelta...

Que haya al lado tuyo alguien que te mime y te reconforte mientras estás así! Y paciencia, que como decía un cuento "esto también pasará..."

Beso grande Cafecita! Y que la semana nueva te traiga perspectivas nuevas y brillantes :)

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

notesalelapalabra: por acá llovía, y hoy también llueve. Y es raro, la lluvia suele ser sentarle muy bien a mi ánimo...

Álter alma: ¡no niego que así sea! No es lo mismo todos los dolores del mundo que los dolores de todo el mundo ;)

Etienne: es claro, para cada uno su propio dolor es un mundo... por eso es tan difícil despertarme un día sintiendo en el cuerpo tantos dolores...

dejatellevar: uuuffff, qué bien vino ese mate amargo... y qué gran comentario, por favor. Gratamente sorprendida. (Valió la pena el post, gracias).

Álter alma: claro, ¡eso es todo verdad!

Lola: soy un ser paciente, por suerte.

mai: gracias, nena. Otro comentario precioso y atinado. Y sí, claro que prefiero llenarlo de cosas bellas pero a veces se me hacen carne los dolores del mundo... y no quiero darle batalla, tampoco ;) Sos un sol, purreta. Me sacaste una sonrisa así de grande.

¡Saluti a tutti!