jueves, mayo 17, 2012

Acción y reacción

Él:
¿te puedo invitar a mi casa a escuchar un tema?

Ella:
esa pregunta no me la tenés que hacer a mí.

Él:
¿...?

Ella:
eso lo tenés que decidir vos.
No sé, pensalo, ¿querés? ¿tenés las llaves de tu casa?
¿no ponés en riesgo nada importante por la nimiedad de llegar conmigo?
¿tenés el tema que querés que escuche?
¿te acordás dónde vivís?
Todo eso lo tenés que pensar vos.
A mi me invitás o no
...
¿Me podés invitar a tu casa a escuchar un tema?

Él:
ok, te venís a mi casa conmigo.

7 comentarios:

Ramita dijo...

ME ENCANTÓ! me vi esas situaciones verborragicas donde mi novio se queda en silencio y sintetiza para taparme la boca :)

Ademas!! es asi, la preguntas "TE PUEDO" le saca sorpresa a la propuesta :)

Rami

Lara dijo...

Je je..
Audaz el muchacho!!!

Álter alma dijo...

Fui y volví porque no puedo escuchar la canción :(
---
Busqué la letra para ver de qué iba la cosa y la verdad es que para escuchar eso... me quedo en mi casa!

Al menos todavía tengo hormonas :)

Etienne dijo...

Peor hubiera sido que te preguntara si te podía dar un beso...

Cinty dijo...

Coincido con Etienne

Co dijo...

Así se habla carajo! Que tanta pregunta! A veces está bueno que sean imperativos con nosotros!

Beso!

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Ramita: ah, ¿viste qué diferentes se ven las cosas desde afuera? Y sí, el 'te puedo' suele ser una idea poco feliz ;)

Lariskiev: osado, ¿no? (digo, después de semejante despliegue...)

Álter alma: ¿¿¿pero vos le prestaste atención a la letra??? No, no sirve, ¡es Bunbury! jajajaja. Si te sirve de algo, a mi me llevó 15 años entenderle el chiste ;)

Etienne: uuhhh, ¡golpazo! jajaja.

Cinty: creo que en esa estamos todos de acuerdo...

Co: ahap ;)

¡Saluti a tutti!