lunes, mayo 14, 2012

El beneficio de la duda

Sabemos (y si no sabés, ¡enterate!) que facebook y yo no nos llevamos bien. Hay algo de vidriera de vidas que, francamente, no me llama la atención. No vengo a tener ese debate, sinceramente es inconducente. ¿Te gusta? vos dale, yo me quedo por acá. No obstante y muy al margen de mis preferencias, pensemos juntos algunas razones para no tener entre tus amigos a la persona que te interesa, que estás conociendo, que 'te gusta'.

Todos tenemos un momento de debilidad. La polinómica no es ni atípica ni tan compleja. Poné en un frasquito un rato de embole, un día de inseguridad, un poco de curiosidad y un comentario que no entendés porque no compartís el código, agitá un poquito y tarán... ya tenés varios minutos amontonados revisando todo aquello a lo que tengas acceso de esa persona. Escudriñando fotos, leyendo intercambios de guiños y espiando cuanto muro de sus contactos puedas chusmear. No jodamos, eso no hace bien ni a los vínculos ni a la salud.

También resulta que es virtualmente imposible frenar a tiempo el impulso tipeador que invade los dedos cuando hay, de repente, acceso al círculo particular de una persona. No importa que tan copadas pretendan ser tus intervenciones, en el fondo se nota. Todo se nota. Se transluce la marcada de territorio, el flirteo evidente, las caídas de pañuelo y los ojitos pícaros quedan ahí estampados para la posteridad toda tuya, de esa persona y de todos sus contactos y quedás en off side.

¿Ya pensaste en la intraquilidad que te provoca si la otra persona no es capaz de hacer eso en tus publicaciones? Claro que sí, aún si no lo pensaste, lo pensaste porque hay algo jodido en la boca del estómago que te genera una sensación desagradable cuando no aparece, siquiera, un manito con pulgar para arriba de su parte. Tanto lo pensaste sin planteártelo que te parecería ingrato no acusar recibo de cuanta payasada incluya ese ser humano en su espacio y volvemos al círculo complicado.

Ahora bien, aún si sos de esas personas que no sucumben a esos impulsos o dudas, la cosa es complicada. Pensalo varias veces antes de enviar o aceptar esa invitación. Creeme cuando te digo que es difícil (muy difícil) mantener viva la curiosidad cuando leés, una tras otra, la sarta de pavadas que es capaz de publicar en su muro bajo el amparo de la sombrilla de complicidad con su barrita de turno, en una interacción copada a la que todos deberíamos darnos derecho pero que no existe para que la conozcan los viejos, los tíos y la persona con la que estás a puro coqueteo.

Conservemos la mística, por favor.

7 comentarios:

Lunática dijo...

Totalmente de acuerdo!!

Álter alma dijo...

Yo tuve cuenta en FB y creo que una de las razones por las que decidí dar de baja la cuenta fue -entre otras cosas- el no poder soportar la vergüenza ajena que sentía cuando mis contactos publicaban estupideces y lo que eso generaba.
Pero bueno, supongo que cada uno es libre de pertenecer al lugar que más le guste y lo haga sentir cómodo.

Saludo.

NACHO dijo...

Es muy cierto!!! Me pasa todo el tiempo!! Pero no puedo eliminarla porque parecería sospechoso, creo.... No recuerdo quién agregó a quién, pero como pertenecemos al mismo círculo de amigos, creo que tampoco importa.... juro que intento ignorar todo! pero bueno, sé cómo son las cosas y, generalmente, me la aguanto!
Lindo planteo el tuyo!!! Besos!

Vale dijo...

yo no tengo FB pero a veces ante tanta insistencia vacilo y considero sumarme...
Gracias por darme un argumento para resistir!!!

La Maga dijo...

Si la estupidez es parte inherente de cada uno de nosotros, por qué esconderla? Que no lo publiquemos no hará que desaparezca... nada puede alarmar a los amigos que ya saben de nuestros pàtéticos defectos. Y si el candidato no tolera esas pequeñas debilidades, tanto mejor que se espante y huya antes de conocer otra peores. Creo que la idea no sería no ser parte de FB sino vigilar la entrada (y no me vengan con "cualquiera lo ve" porque por supuesto que eso es así sólo si así lo deseasmo).

Cinty dijo...

- Hola, soy Cinty y hace 5 meses cerré el FB

- Hola Cintyyyy (al unánime todas juntas jaja)


Tuve FB y lo cerré por muchos motivos. Primero porque me acosaron (sisi, acoso!! jaja) y segundo porque me puse enferma de celos yyyy.... era al pedo realmente. Entre enfermarme la cabeza al pedo y estar en paz, decidí la segunda.


desde que cerré feisbuc mi vida ha cambiado por completo

Hablando en serio, estoy más tranqui.. Y no sufro los escraches de fotos!!!


Hoy me levanté tarada.
Besote cafecita

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Lunática: jajaja, ¿vos decís que en algo acerté?

Álter alma: no sé si siento vergüenza ajena, hay gente que me cansa en general y en el FB también. Hay gente con la que juego en la vida real y entiendo que juegan ahí también... sin embargo, hay cosas que no necesito saber (o, más exactamente, que necesito no saber ;)) del tipo con el que coqueteo, jajaja.

NACHO: epa, ¡cómo te calzó este saco, por favor! jajaja. Está muy bien, si podés llevarlo bien, ¡vos dale!

Vale: por nada, por nada. Vos sabés, cuando necesites argumentos para debates intrascendentes, soy una buena fuente. jajaja.

La Maga: ssoo, estamos jugando. No digo que haya que esconder la estupidez, afirmo que tenemos diferentes estupideces según el contexto. En privado, si me dice 'bichito' me río, en público somos dos pelotudos grandes. Lo mismo pasa con las pavadas que hago con amigas. Ojo, para mí, eh. Pero yo no me llevo bien con FB.

Cinty: bien ahí por elegir la calma de cabeza. Bien ahí por estar tarada y tan divertida, ¡¡¡me hiciste reír un montón con este comentario!!! gracias.

¡Saluti a tutti!