martes, octubre 19, 2010

Aclaremos unas cositas

Hay un límite difuso entre destacar una virtud y meter presión.

Creo que nadie debe sentirse culpable por una interpretación errónea de un reconocimiento hecho con buenas intenciones pero también considero fundamental tener a mano una sonrisa socarrona para hacerle frente a un golpe en la nuca disfrazado de piropo.

No importa cuántas veces lo digas y qué tan grande fuerces tu sonrisa, no tengo la solución para todo y mi paciencia no es infinita.

6 comentarios:

Enumerador dijo...

Alabalo al tonto y lo verás trabajar... dicen.

Pero Café no es ninguna zonza! no señor!

Lola dijo...

todo tiene un limite no?

Los amigos del duende dijo...

Ah no??? ... ppffff... que mala pata... yo me habia ilusionado!

Los amigos del duende dijo...

che en este blog no comentaba mas gente???

DONDE ESTAN TODOS??????
CHICOS CAFE SE ROMPE LA CABEZA PARA DARLES UNA HERMOSA LECCION DE VIDA A DIARIO Y USTEDES!!!! NI LA SALUDAN!!!


YO NO ENTIENDO NADA!!!!!!


NO ENTIENDO NADA!

Bati dijo...

"La paciencia de la araña no es de chicle" dijo el pibe Bazooka.

Eh?

Ah, nada que ver.

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Enumerador: cuando empecé pensé que me estabas diciendo tonta... casi me enojo! (?)

Lola: absolutamente todo (y mi paciencia, sin dudas!)

Duende: con qué te habías ilusionado???

Duende 2: no tenojés!!! probablemente están por ahí, viviendo! ;)

Bati: oh! ahora salió ese tema para el post de hoy... que se me pegó? ni ahí! :P

Saluti a tutti!