lunes, junio 07, 2010

Enfrentamiento poético

Hay personajes y objetos entrañables. Una carta y un café parecen buenos compañeros, suenan metafóricos, casi con un dejo de melancolía. Sin embargo, como todo en esta vida depende del momento y del lugar, hoy somos rivales. Y no es cualquier cosa, no, no. El Cartero y yo estamos en la semifinal y ¿quién quiere volverse a casa cuando falta tan poquito? Yo, claramente no.

Entonces, seguimos jugando.
¡Cuento con vos!

7 comentarios:

AntOch dijo...

Me siento perdida!

Al dijo...

Y, debe andar por ahí la cosa...

Thomas Lommío dijo...

Le cuento que usted ya está en la final. Su rival será Fea, y el partido se juega... emmm... creo que el miércoles. Cualquier cosa le aviso.

Felicitaciones!

eMe dijo...

Uhhh me niego a esa final, me niego!!!

Estoy en problemas =( ufa...

Soledad dijo...

FELICITACIONES!!!

Yo propongo kilómetro 501!!

eMe dijo...

Ojo eh, la opción que tira Soledad no está mal!!!

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

AntOch: es un jueguito que viene desde hace unos días... Y TERMINA HOY!

Al: será?

Thomas: estoy al borde del colapso... QUÉ DÍA TETÉ!!!!!

eMe: no te niegues... mirala desde palco preferencial! ;)

Sole: jajajaja.... sos enorme!

eMe: saaaabe, Sole saaabe!

Saluti a tutti!