lunes, junio 24, 2013

Pata (y no de conejo)

Que es mala suerte, que trae malos augurios, que se rompe el encanto, que es peor (mil veces peor) que pasar por debajo de la escalera, entregar la sal de mano en mano, romper un espejo y brindar con agua, todo junto. Que eso no se hace, que no conviene, que no es astuto. Desde que mi memoria archiva me han dicho y repetido, hasta el cansancio mismo, que no se festeja el cumpleaños ante de la fecha.

Y yo, que no creo en la suerte pero sí en los designios de los astros, esta vez y con razones que se me antojaron contundentes, festejé antes. Tanto antes que no alcanzó con esperar hasta después de 12 para cantar y brindar. Tanto antes que sirvió de excusa para celebrar con dos amigos más. Tanto antes que me regalé un cumpleaños de 48 horas.

Porque siempre estoy dispuesta a celebrar mi vida, porque insisto en que los saludos valen durante toda una semana, porque me encantó la idea de aprovechar los feriados preparando tortas y catando vinos, porque se me antojó pero, por sobre todas las cosas, porque nada me provoca tanta alegría como festejar, en un mismo momento, también la vida de dos amigos a los que quiero tanto.

Y entonces nos dedicamos a juntarnos, a ponernos de acuerdo, a preparar comidas ricas, a elegir regalos, a aprovechar todas las oportunidades que le robamos a cada día para ir festejando de a poquito y a regocijarnos entre todos por haber nacido, por haber crecido, por habernos encontrado, por habernos elegido y por compartir las alegrías.

Ahora sí, bienvenido cumpleaños mío. Te estábamos esperando con ansias.

¡Hoy es mi cumpleaños!
Recibo regalos.




No quiero morir de viejo No quiero que la vida se canse de mí
No quiero que algún día
El espejo me pase factura de lo que no di.
Y no quiero morir en misa
Prefiero morir de risa en alguna ocasión
No quiero ser noticia
Por no haber estrenado nunca el corazón
Prefiero vivir y viajar con el viento
Prefiero morirme en algún orgasmo a destiempo

No quiero vivir de recuerdos elegantes
No quiero morirme sin haberme muerto antes
No quiero jugar a tu espalda
No quiero llenarme la boca de fidelidad
No quiero vivir en concreto
No quiero firmar un decreto de conformidad
Prefiero vivir sin respuestas obvias
No quiero abrigo cuando afuera hace calor
Prefiero cartas de amor sin novias
Prefiero novias sin cartas de amor
Prefiero vivir y viajar con el viento
Prefiero morirme en algún orgasmo a destiempo
No quiero vivir de recuerdos elegantes
No quiero morirme sin haberme muerto antes

Adrián Berra
No quiero | Mi casa no tiene paredes

13 comentarios:

MC. dijo...

Muy Bueno Y Muchas Felicidades!!
que lo sigas disfrutando al máximo.
Besote de Cumpleaños! chuiccc

Tam dijo...

Feliz cumple Cafecita!

Hugo dijo...

¡Feliz cumple señorita!

Como no la tengo cerca le regalo una canción nomás y un abrazo imaginario, espero que termine el día de la manera más linda posible.

http://www.youtube.com/watch?v=LMkgU4fBA7Y

Soy dijo...

Que tengas gran día y termine con toda la alegría con la que empezó. Feliz cumple!

DosBichos dijo...

Genialísimo el texto. Y sigue así, festejando y celebrando la vida.

Un abrazo fuerte.
P.

querés melón? dijo...

feliz cumple

Anónimo dijo...

¡¡Feliz cumpleaños!!

¡Qué lindo festejarlo de esa manera!

Un abrazo a la distancia y mucha felicidad :)

Na.

Gla dijo...

Sólo pasé a decirte HOLA, en estas ganas de volver y no volver!

Meri Ruiz dijo...

Hola.. entré a ver tu blog porque me atrajo el nombre. "Desayunos en pantuflas".. Me encanta el desayuno,me gusta el clima de ese momento, me gusta (cuando puedo) disfrutarlo, tomarmelo con tiempo. Es uno de los momentos más importantes del día para mí. No me falló la intuición, pasaré seguido por aquí para leerte, me gusta lo que escribís. Saludos!

Café (con tostadas) dijo...

¡Hola!

Ya ni sé si andarán por acá. Leí los saludos cuando los dejaron acá. Me alegraron y me abrazaron en el momento indicado. Todavía me abrazan, por eso acá vamos...

MC: ¡pero gracias!

Tam: gracias, gracias... ¡qué lindo es festejar cumpleaños!

Hugo: tan lindo que sos. Cuando escuché la canción por primera vez pensé '¡¡este flaco me quiere matar!!'. Después me acordé de que eras vos y la escuché otra vez y otra y otra y otra y me acompañó por días enteros. Sos un sol.

Sos: así fue. Tuve un día precioso... y eso que se me rompió el colectivo a mediodía, eh... ;)

DosBichos: sigo, así. Ya pasó el cumpleaños, la semana de gracia, todo eso... perpo sigo festejando, con la excusa que encuentre, jajaja.

Melón: ¡gracias!

Na: ¡linda! Gracias, gracias y más gracias. Beso y abrazo para vos.

Gla: hola. Sigo así, que vuelvo que no vuelvo... necesito reencontrarme con mis palabras y ¿qué mejor lugar que este?

Meri Ruiz: ¡oh! otra que disfruta tanto como yo de los desayunos con tiempo, con calma, con clima... ¡qué lindo que estés por acá! Bienvenida. Veremos qué se puede hacer de aquí en más ;)

¡Saluti a tutti!

Un corazón en vidriera dijo...

Qué lindo encontrar otra seguidora de Adrían Berra.

Insomnio dijo...

Sigan disfrutando!!
Muy bueno!!

Julian Castro dijo...

Con Desayunos Especiales es cuando se comparte con alegria haciendo que
la felicidad perdure mucho mas e incomparables recuerdos buenos.