lunes, noviembre 05, 2012

Frases que no entiendo (4)


Él/ella se lo pierde.

Todos (pero todos, todos) alguna vez le dijimos eso a alguien a quien queremos mucho cuando le tocó enfrentarse a las penas del desamor. Todos (pero todos, todos) alguna vez recibimos esa frase de alguien que nos quiere mucho e intentamos que sirva de algo. Ahora bien, de verdad, escapa a mi capacidad de comprensión. Entiendo por qué terminamos cayendo en ese cliché. Sé que la impotencia exasperante de no poder curarle el corazoncito al otro nos lleva hasta ahí. Es más, comprendo que quien dice semejante atrocidad valora tanto al receptor del mensaje que sinceramente, por una fracción de segundo, considera que la pérdida es del tercero en cuestión.

Después, cuando se terminaron los mates, cuando cerramos la ventanita del chat, cuando la botella de vino vacía dormita abandonada en la mesa y nos quedamos sin interlocutor esa frasecita que tintinea en la cabeza no sirve, no alcanza, no sana. Simple y sencillamente porque es, en el mejor de los casos, una mentira piadosa.

¿Qué pierde el otro? ¿Una historia que no le interesa con una persona que no le importa lo suficiente? Así es fácil perder. Lo que duele, lo que cuesta, lo que arranca partecitas de nosotros, es perder una ilusión. El antojo de querer y ser queridos por esa persona en ese momento, las ganas de compartir vida, el deseo de hacernos compañía, la necesidad de regalarnos detalles de los días mutuamente. Eso es perder. Nadie pierde en la mesa de póquer en la que no jugó ni una moneda.

La Abu siempre afirma que sin coraje no hay batalla pero, por sobre todas las cosas, que el que no apuesta, no gana. Entonces, sabelo, pierde el que se queda con el corazón lleno de moretones, con las ilusiones abolladas y la garganta hecha un sólo nudo de pena. Perdés vos, sí. Perdés antojos, ilusiones, necesidades y ganas y una historia que no le interesa con una persona a la que no le importas lo suficiente. Y duele y enoja y lastima y después, ojalá más antes que después, pasa.

Así que por favor, no resignes, ni por un instante,
las capacidad de ilusionarte hasta los huesos.
(Nadie vale ese precio)


17 comentarios:

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Yo ahora salí perdiendo y lo estoy pasando mal. Y cada vez que me dicen "él se lo perdió", pienso en esto que escribiste.

Me rompiste un poco el corazón :(

Periférica dijo...

También estoy pasando por algo similar. Me le declaré a un sujeto y al principio aparentaba tener interés, pero no pasó nada. Realmente me ilusioné (quizás de mas, lo admito). Pero si no hay ilusión, ¿cuál es el chiste? Una amiga me caga a pedo por "ilusionarme de la nada y despues sufrir", pero yo no lo veo así.

Prefiero verlo como este diálogo de la peli "He's just not that into you":
Gigi: Prefiero ser así, entonces, que ser como tú.
Alex: ¿Perdón? ¿Qué se supone que significa eso?
Gigi: Puede ser que analice cada pequeña cosa y vaya mucho mas allá de lo que realmente es, pero al menos eso significa que todavía me importa. Oh! Piensas que ganaste porque las mujeres son prescindibles para ti. No sales herido de esa manera, y tampoco haces el rídiculo así, pero de ese modo tampoco te enamoras. No has ganado. Quizás yo haga un montón de estupideces, pero todavía estoy mucho más cerca de encontrar el amor que tú.

Adhiero a tu última frase. Nunca dejemos de creer.

Anexas Varias dijo...

Creo que la frase tiene sentido en pasado, cuando sanamos y entramos en razón. Se lo perdió seguro porque está bueno el amor cuando pasa y es mutuo.

Escuché que la peor maldición que te pueden echar es "ojalá te enamores"
no estoy muy segura.

Mariano dijo...

No creo q esa situacion aplique para todas las rupturas. Si en alugn momento en la pareja hubo amor reciproco cuando esta se disuelve, los dos pierden. Quizas uno de los dos se sienta "el damnificado" pero cuando se quiso de verdad, los dos pierden.

Anónimo dijo...

Siempre le digo a una amiga que utiliza mucho esta frase: Nadie puede perder algo que no quiere tener. Él o Ella no se pierden nada, no les interesa esa posible historia...

Cinty dijo...

Ay Cafecita Cafecita...

Azul A Verde dijo...

Cafecita siempre tan acertada y oportuna con estos textos que escriben y describen, un poquito el alma de todos...
Esa delgada línea entre una ilusión y ser una Susanita...
Cele

Eli U dijo...

no sé cómo, siempre que te leo estoy en el momento que tus palabras cuentan. Justas. Ni más ni menos. Gracias.

Hugo dijo...

Recuerdo haberla dicho alguna vez, por supuesto sin pensar mucho si sirve de algo o no, supongo que en el afán de querer ver a la persona que queremos apelamos a cualquier cosa.

Y supongo que como nunca me la dijeron a mí, no comprendo del todo lo mal que debe caer al poco tiempo.

Abrazo.

Tamara Franquez dijo...

me encanto tu reflexion y sin palabras la eleccion del tema, adoro jorge drexler, besos!

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Mónica: no tengo nada para decir que pueda sanarte. Sólo puedo asegurarte que va a sanar y contarte que, al menos para mí, después de eso hay toooda una vida de cosas copadas.

Periférica: muuuuchas veces, cuando parece que 'nos ilusionamos de más' es porque algo hay, también, del otro lado. Ojo, eso no quiere decir que sea algo gentil pero los vínculos son de a dos (para bien y para mal)

Mariano: ¿alguien te dijo 'ella se lo pierde' cuando terminaste una relación de pareja en la que hubo amor recíproco? revisá tus amistades ;)

Anónimo: tampoco la pavada. Él/ella se pierden un montón (pero un montón de cosas). Simplemente no pierden en esa jugada porque no apostaron nada ;)

Cinty: qué pasa conmigo, ¿eh? ¿me estás retando?

Azul A Verde: arriba las ilusiones, nena. ¡¡Aún si eso significa dejar salir a flote a la Susanita que tenemos dentro!!

Eli U: se me ocurre que: 1- realmente el receptor adapta el mensaje. 2- el universo me habla mientras duermo. 3- soy lo más de lo más (¡¡y creo que voto por las 3 a la final!!)

Hugo: si te sirve de consuelo, ninguna persona en su sano juicio se ofuscaría con quien lo dijo. Insisto, es con las mejores intenciones.

Tamara: es que, ¿qué otro tema podía ir con esa idea? Enorme Jorge, sí.

¡Saluti a tutti!

mai dijo...

Llegué a esta entrada en el momento justo... ¡¡Ni que hubieses sabido lo que me pasa y lo hubieses escrito para mí!! gracias gracias por ese modo tan especial que tenés de ver la vida, por escribir y por haber colgado estas palabras que hoy me hacen tanto bien muchachita...


Ud sabe... Drexler sabe... va a sanar... :)

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

mai, muchacha, claro que va a sanar. Vení para acá que te convido unos mates y pasan los días y sana. (me hizo cuich el corazonito porque el tuyo tiene que sanar).

Abrazo enorme, nena.

Dana Eva dijo...

Hola... qué acertada reflexión mujer... te comparto...
Hay una historia que leí hace algún tiempo... hablaba de un corazón hermoso y perfecto sin cicatrices y sin parches... es simplemente el corazón de alguien que no se ha entregado jamás.

Alvaro Socram dijo...

tienes tanta razón, es estos momentos puedo dar fé de eso. Particularmente me parece que tu entrada es bastante acertada. Lo más difícil de todo es despertarte de la ilusión y volver a vivir.

Rochis dijo...

Ufff uff tremenda coincidencia de desamores y canciones.

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

(y reaparece nosécuántosdías después y dice....)

Dana: oia, me dio pena... mucha pena el corazón de esa historia que me compartís.

Alvaro: pero se puede, pero se sigue, pero se vive... y un día, por un ratitito, te sentís inmortal y volvés al ruedo ;)

Rochis: es que se me complica pensar en otra canción con un corazón dolido...

¡Saluti a tutti!