viernes, octubre 26, 2012

Cosa de hombres

Amigo: che, mañana se hace la final esa que quería ver, ¿me acompañás?
Café: seguro, contame.
Amigo: listo, hago la reserva para dos, entonces, ¿o las chicas vienen también?
Café: no sé, dejame que confirme pero ¿tu novia no va?
Amigo: no, tiene un cumpleaños.
Café: ah, ok.
Amigo: ¿por qué te pensás que sos la primera persona a la que llamo?
Café: así son las cosas, eh. ¡Me llamás cuando te dejan solito!
Amigo: no, sos la primera persona a la que llamo cuando sé que no está Novia para romper las pelotas y va a haber pizza, cerveza y fernet... Sólo estaba pensando en lo mucho que vamos a tomar.

¿Te das cuenta?
¡Soy un muchacho!

5 comentarios:

Etienne dijo...

Dos caras de la misma moneda:
Si las tratamos como mujeres, piensan que las queremos levantar y se enojan.
Si las tratamos de igual a igual, se enojan porque pierden su femineidad.
Por mi parte, vivo rodeado de mujeres y disfruto cuando se puede hablar con "libertad" sin tener recato porque haya alguna mujer presente...

MaRía VirGinia dijo...

Claro, que lástima que no pueda hacer TODO eso con su novia también, no?

Hombre de Neanderthal dijo...

acá se pasa por alto un hecho que parece crucial y ya se ha convertido en un cliché: ¿por qué rompen las pelotas las novias?

EPDS dijo...

Nada mas lindo que poder ser como uno es frente a una mina sin que se escandalice. Yo soy así como soy "en internet" en la vida real y me molesta tener que andar cuidando las palabras... Si hacés sentir cómodos a los muchachos te pasan estas cosas, lo que no quiere decir que te vean como uno mas, sino como una mina que no rompe los huevos al pedo.

Abrazo,
El Pibe de Sistemas

P.D: Me mudé, espero recibir su visita pronto en mi nuevo hogar :)

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Etienne: ¿ese post suena a que me enojé? Mas no, todo lo contrario. Es una de las cosas que me encanta de tener amigos varones.

MaRía VirGinia: uh, a mal puerto viniste por leña. Estoy a favor de terminar con la farsa de que todo lo podemos/debemos hacer con nuestras parejas. ;)

Hombre de Neanderthal: porque hasta nosotros mismos nos rompemos las pelotas de tanto en vez. Si no jodieran, sería porque no importan y, entonces, ¿para qué ser el novio?

EPDS: y es buenísimo. Claro que me ha generado inconvenientes pero, vamos, ¿¿quién no tiene problemas con las novias de los amigos alguna vez??

¡Saluti a tutti!