martes, septiembre 11, 2012

El aire en que no estás

Y no me sirve de nada no pensar en un buen regalo o esquivar las verdulerías para no tentarme de preparar una torta de frutillas o tratar de respirar profundo, como si me entrara aire en los pulmones. Y no me alivia acordarme de las muchas veces que celebramos tu vida, tu día, tu cumpleaños o todo el tiempo que compartimos o todas las cosas importantes de esta vida que me enseñaste. Y no me alcanza ni apenas encontrar en cualquier otro ser humano un gesto leve, ínfimo, microscópico que se parece tan fugazmente a algún rasgo tuyo que me estremece el cuerpo hasta escurrirme lágrimas aunque pretenda hacerme la dura, la fuerte, la entera.

¿Cómo hago, hoy, para salir al mundo a ser una persona completa? ¿Qué me invento para respirar sin que arda? ¿A quién abrazo medio upa mientras me tararea una canción de infancia? ¿Cuánto espacio ocupa una ausencia?

Porque no estás y me falta toda una parte de esta vida
y hoy nada llena ese hueco.


Retuve estrellas en el sur para animar tus ojos
guardé los hielos del glaciar para azular tus ojos
que sepas que no es fácil respirar el aire en que no estás

Pedro Guerra
El aire en que no estás | Ofrenda

14 comentarios:

Anónimo dijo...

No podrías haber expresado mejor la, al menos para mi caso, la enorme presencia de la ausencia!
Sublime...

Cele

Coneja dijo...



Es horrible horrible horrible, Café.

Estoy en la misma situación (posiblemente, interpretando tus palabras) y no puedo respirar, sin empezar a hipar cual nena desamparada. Cada vez que trato de respirar hondo, para airear la cabeza... termino llorando amargamente.

No quiero nada ni nadie en el mundo, salvo el único que no está.

Es un nudo horrible, café, un abismo de caída lenta :(

Café (con tostadas) dijo...

¡Buenas tardes!

Cele: gracias. Ojalá no me saliera expresarla tan bien, ¿no?

Coneja: sí, es horrible y es difícil. Ahora, si existe, si es, si está al alcance de un abrazo, dale un abrazo o soltale la mano. No se puede vivir sin respirar ;)

¡Salú!

Vale dijo...

Peroooooo...
¿dónde está? En algún lugar tiene que estar...


linda: salvo que te falte un brazo o un riñón... SOS una persona completa. Que falte una media naranja no significa que vos seas media! :)

Besos y fuerza!


Etienne dijo...

Es grande la ausencia cuando todavía la consideramos presente. Dejarla ir, saludar su espalda es más saludable que llorar eternamente sobre un hombro inexistente.
Besos!!

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Vale: jajaja, no se me había ocurrido que esta sensación podía tenerse por un tipo. Es tristísimo lo mío.

Etienne: vos sabés que estoy de acuerdo con vos en la teoría. Sucede que, como diría el gran Mario, uno no siempre hace lo que quiere, uno no siempre puede.

¡Salú!

J. dijo...

Increíble verme tan reflejada en tus palabras y con un timing de una semana de diferencia nada más. 03/09
Hay fechas que te marcan, ausencias que se hacen sentir.
No lamentes la facilidad que tenés para expresarlo! Terminaste haciendo un muy lindo homenaje a alguien a quien nunca vas a dejar de querer (y eso..no es poco)

dejatellevar dijo...

¿Cuánto espacio ocupa una ausencia?.. creo que te ocupa, te invade entera hasta que el tiempo hace que no duela tanto.
Vamos con unos mates recién hechos que ya arranca la primavera y el sol invita a vivir ;)
Saludos

Anónimo dijo...

me gustó esa frase... el sol invita a vivir!

SI, la ausencia ocupa, ocupa demasiado! Tratando de alivianar!
Cele

Café (con tostadas) dijo...

¡Buenas!

J.: uuuf, qué cosa seria esto de sentir tanto las ausencias... Y no, no es poco, todo lo contrario.

dejatellevar: sí, supongo que es así... y, a pesar del tiempo, algunos días vuelve a llenarlo todo. Ah, qué cosa.

Cele: es una linda frase, sí...

¡Saluti a tutti!

MC. dijo...

lo expresas de maravillas...
Besos!

MC. dijo...

te regalo mi último post :)

David C. dijo...

Bastante intensidad y que recuerdo.
Saludos
David

Café (con tostadas) dijo...

Buen día.

MC: muchas gracias por el elogio pero especialmente muchas gracias por el regalo. Siempre viene bien un mimo, a veces hace la diferencia y todo ;)

David C.: gracias y bienvenido.

¡Salú!