viernes, marzo 09, 2012

Provocación

Desestabilizame, dale. Atiborrame la cabeza de antojos, llename los dedos de ganas ansiosas de escribirte y describirte. Convertime, por favor, en una de esas molestas personas que no pueden dejar de sonreír. Lográ que te nombre, de alguna manera, tantas veces al día. Quitame un poquito el sueño (un poquito, sí, no abusemos de mi buen ánimo). Inundame de anhelos de charlar de cualquier tema con vos, de recorrerte el cuerpo palmo a palmo, de desacomodarte el pelo, de hacerte cosquillas con besos, de reconocerte cada milímetro de piel. Convenceme de que desayunar es mejor si es con vos, de que extrañarte es una forma preciosa de pasar algunos ratos, de que alejarme y salir al ruedo y divertirme brindando y bailar y conversar de todos lo tópicos con cualquier persona son excelentes formas de esperar a ver qué recuerdo tuyo me distrae. Confirmame que volver a nuestros ratos compartidos es inmejorable excusa para separarme otra vez del mundo.

Y vení, y quedate un tiempo delirando juntos con voz tenue, grave, de personas relajadas y contentas. Dejame mostrarte que puedo ser un buen pretexto para desentenderte de todo por un rato. Dedicate a añorarme un poco de tanto en vez, y a nombrarme, a escribirme, a descubrirme, a recorrerme, a acariciarme. Regalate momentos para leer a dos voces hasta quedarnos dormidos, para preparar conmigo desayunos ricos y disfrutasrlos juntos, para viajar y pasear y reírnos y tener ganas de bailotear sólo porque estoy yo ahí. Invitame a compartir un código recién inventado con los detalles que nos vamos conociendo. Animate a encontrarme con una sonrisa en la piel y sonreirte, entero, vos tambien.

Desestabilizame, dale.
Es un desafío.




Could you be the one to make me fall?
I am always running – will you follow?
Catch me if you dare

Fisher
All I ask | The lovely years

14 comentarios:

Romina Giordano dijo...

me gusta mucho desayunar con vos, te sigo aunque no comente. Besos

Vivi dijo...

Te leo todos los días,y este es uno de los posts más lindo y tierno que has escrito, saludos! :)

Cinty dijo...

Lindo, como siempre!

Lara dijo...

Ahhhh picaronaaaa!!!!!
Casi me haces entrar como un caballo!!!
Estuve tentada de dejarte un numerito de teléfono para que expliques algunas cosas por mi...
Pero no...


al final entendí!!!

Guillermo Altayrac dijo...

¡Qué lindo que escribís, Café!

Y qué lindo escribís lo lindo y lo sensual. Ya había visto muestras de eso en Lágrimas de Malbec.

Abrazo.

Guillermo Altayrac dijo...

Respecto al té, ¡el té se puede tomar con toda la onda, flaquita!

Fijate el té que me tomo acá:

http://carneconalambre.blogspot.com/2011/09/ojo-sin-parpado-parte-1.html

Claro que tenés toda la onda.
Tomate un té así conmigo.

Guillermo Altayrac dijo...

Respecto a las charlas con Dios, sí, hay que tener demasiado tiempo para charlar con Él porque lo tenés que ir tanteando de a poco, para que no te aniquile.
Prefiero abstenerme. No le tengo paciencia a las entidades tan susceptibles.

Respecto al jueguito de palabras... ¿enredado? ¿En qué sentido enredado?
En «Una merienda de locos», de Alicia en el País de las Maravillas, de Carroll, hay una muestra de ese jueguito. Tal vez conozcas el fragmento:

El Sombrerero (...) dijo:

—¿En qué se parece un cuervo a un escritorio?

«¡Vaya, parece que nos vamos a divertir!», pensó Alicia. «Me encanta que hayan empezado a jugar a las adivinanzas.» Y añadió en voz alta:

—Creo que sé la solución.

—¿Quieres decir que crees que puedes encontrar la solución? —preguntó la Liebre de Marzo.

—Exactamente —contestó Alicia.

—Entonces debes decir lo que piensas —siguió la Liebre de Marzo.

—Ya lo hago —se apresuró a replicar Alicia—. O al menos... al menos pienso lo que digo... Viene a ser lo mismo, ¿no?

—¿Lo mismo? ¡De ninguna manera! —dijo el Sombrerero—. ¡En tal caso, sería lo mismo decir «veo lo que como» que «como lo que veo»!

—¡Y sería lo mismo decir —añadió la Liebre de Marzo— «me gusta lo que tengo» que «tengo lo que me gusta»!

—¡Y sería lo mismo decir —añadió el Lirón, que parecía hablar en medio de sus sueños— «respiro cuando duermo» que «duermo cuando respiro»!

—Es lo mismo en tu caso —dijo el Sombrerero.

Chuchi Gonzalez dijo...

Muy tierno, dulce, paranoico, enloquecido... gracias por compartir.

Moksha dijo...

Nunca lo va a lograr, right?

C dijo...

Me encantó el post, y más me gustaría estar en pantuflas mientras escribo el comment... Pero las perdí :(. Saludos!

Co dijo...

Hermosisimas palabras, que me caen como anillo al dedo en este preciso momento. Yo me antojo tambien de todas esas cosas y de más. Y quisiera poder expresarlas así de claras y bonitas!

Besooo

Coneja dijo...

Esta hermosura me deja más triste que de costumbre café.

Ningún desafío más alentador y legítimo.

Y ahora qué hago yo con todo esto...

La Criatura dijo...

te puedo cortar una pierna si queres

Café (con tostadas) dijo...

¡Buenas, buenas!

Romina: pero ¡mucha gracias! Qué lindo que desayunes por acá.

Vivi: oh, ¡qué ternura de comentario!

Cinty: y, soy yo... (?)

Lara: sabía que ibas a entender... y que vas a hacerle entender también al del numerito ;)

Guillermo: ¡muchas gracias! oia, de repente extrañé Lágrimas...

Guillermo 2 y 3: te veo allá con estos temitas.

Chuchi: ¿todo eso? ¡a la pelota! jajaja

Moksha: ¿vos decís que no lo va a lograr? ¿que nadie lo va a lograr? ¡mirá que me pongo a llorar acá nomás!

C: oh, ¡qué macana perder las pantuflas! pero bueh, desayunemos en patas... o en medias!

Co: ¡ah, picarona! con razón te llegan en el momento indicado estas palabras... como te dije por allá, ¡envidiote!

Coneja: ¿más triste? no, nena... si esto es todo lindo. No sé qué hacés vos con esto, te cuento lo que hago yo. Salgo a disfrutar la vida y a mantener los ojos abiertos, a ver si me encuentro con alguien que quiera jugar conmigo a este desafío ;)

Criatura: podés probar... de ahí a que puedas...

¡Saluti a tutti!