lunes, febrero 13, 2012

En voz alta 13

Porque lo más probable es que no suceda. Honestamente hablando, estadísticamente hablando. Si miramos un poquito el legajo y contemplamos el contexto general, las chances de que así sea son mínimas. Eso porque no me encontrás pesimista y te afirmo que son ínfimas, aproximándose a nulas. Porque podemos repasar los últimos, no sé, 15 años de mi vida, hacer números, evaluar casos, sincerarnos y vamos a llegar a la conclusión de que lo más esperable es que no pase. Porque, por supuesto, también puede que sí.

Estaría bastante bueno conocer a un hombre que no entre en pánico ante la sola posibilidad de que, quizás un día, me enamore y mirá si es de él.

17 comentarios:

Julieta dijo...

Estaría bueno que los hombres sean... simplemente distintos.

Hugo dijo...

Nunca se sabe.

Guillermo Altayrac dijo...

Russell hablando sobre Hume (y no creas que yo sé mucho ni de Russell ni de Hume. Sólo sé que Hume discutía la ley causa-efecto):

"Veo una manzana y espero que, si la como, experimentaré un tipo definido de sabor. De acuerdo con Hume, no hay razón alguna para que yo perciba tal sabor: la ley de la costumbre explica mi expectativa pero no la justifica. Pero la ley de la costumbre es ella misma una ley causal Por lo tanto, si tomamos a Hume en serio debemos decir: aunque en el pasado la vista de una manzana ha ido unida a la expectativa de cierto tipo de sabor, no hay ninguna razón para que siempre ocurra así; quizá en la próxima oportunidad en que vea una manzana esperaré que sepa a roast beef. En este momento, es posible que usted considere tal cosa como poco probable, pero no hay razón alguna para esperar que, dentro de cinco minutos, la siga considerando poco probable."

Mi comentario no tiene mucho que ver con nada y creo que es más largo que tu entrada.
Te lo regalo.
Junto con un abrazo.

Guillermo Altayrac dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lara dijo...

ajajajajaja
Ahhhhh me hiciste reir a carcajadas!!!!

Saabiquiloquiipaaasa maaamasaa??
qui meetismiedo !!!

Guillermo Altayrac dijo...

Sí, sí, sí: bardero de mentiritas!

Hacía del hombre. Y si me guío por las reacciones del público, he de decir que me salía muy bien. En parte era porque no me costaba entender al personaje, me sentía un tanto identificado con él. Con su dificultad para decir no y para autoafirmarse.

La verdad es que no me Acuerdo de los personajes se Acuerdo... Recuerdo el tema del respaldo y que una de las locas tenía un perro de juguete. Porque Acuerdo... no es una de las obras que más me gustó de ella.
Una de las que más me gusta es El miedo. ¿La conocés?

Guillermo Altayrac dijo...

Y:

Gracias por el elogio a mi cámara.

Los códigos de Ulises dejan bastante que desear. Eran cambiantes como la plastilina. Ya hablaré más de este tipo.

Y la cara del vendedor de sombreros quedó como de plastilina.

Yo me pongo cada vez más bueno del verbo masticable, claro, pebeta.
Gentil he sido siempre. Con el tiempo he dejado de ser servil.
Ahora no va a venir cualquier peluquero a degollarme así como así.

Te mando un abrazo y gracias por pasar.

mai dijo...

Lo bueno de lo probable es que suele ser de un modo, pero siempre cabe la chance de que no, de que esta vez sea de otro..


Dicen que no hay que perder las esperanzas, y detesto las frases hechas pero bue, casi que en este caso aplica, cierto ?? (aunque yo diría, mejor: no hay que perder la capacidad de maravillarse ! porque entonces pueden aparecer cosas que ni sabíamos que estaban ahí, ni esperábamos)


Feliz día de los enamorados, enamorada de la vida :) :)


Besooo enorme !!


PD 1: no puede gustarme taaaaaaaanto esa canción

PD2: el comentario sobre Russell y Hume fue lo más, y ya me estoy llevando prestada esa frase jaja

Cinty dijo...

Me dieron muchísimas ganas de scuchar ese tema!!


Con respecto a la entrada, no sé que acotar...

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Julieta: jajajajaja, ¿te parece? No sé, ¡creo que no estamos de acuerdo! pero me hiciste reír un montón.

Hugo: claro, eso.

Guillermo: ok, entonces me compro un perfume de roast beef y con eso tengo que andar, ¿no? ¡Ah! ¿no era eso? ouch.

Lara: ¡qué lindo que te hayas reído! y aaaahhhmmmm ¡quívuameeeeté miedo io! deeejáemeeentí

Guillermo: ese lo contesté allá.

Guillermo: y por nada, de verdad me pareció fantástico. Y Ulises no me cae bien pero igual hay un mínimo de respeto en eso de tener un código y vivir de acorde. Y ¡mirá vos, che! pero quieeeeto, pibe, ¿no te estarás pasando de guapo?

mai: sí, porque puede que no pero aaahhh, ¡puede que sí! jajajaja. Gracias, me gustó ese giro y feliz día a vos también, entonces. pd1: es una gran canción. pd2: excelente comentario, sí, estamos de acuerdo.

Cinty: ¡escuchalo! ese tema pone contentos los pies. Y la entrada, nada, dejala ahí para la posteridad (?).

¡Saluti a tutti!

Guillermo Altayrac dijo...

¡Gracias por el elogio!

Lo que pasa es que los códigos de Ulises eran muy cambiantes. A mí me parece que es algo que se le cruzó por la cabeza en ese momento nomás. Tal vez, a la semana siguiente, los sombreros se los pateaba él mismo. Quién sabe...

Jajaja... ¡Claro, pibita! ¡Son bravatas! Pero dejame jactarme un poco...

Café (con tostadas) dijo...

Buenas, buenas.

Guillermo: ah, ah, ah... así ya cambia la cosa. Si es todo tan así, resta a la velocidad del rayo, Ulises.

¡Eh! pero ¿cómo?. Si te vas a hacer el guapo, dale hasta que se cierre el telón.

¡Salú!

Marcia dijo...

Genial. sencillo y concreto. Gran descripción de algunos aconteceres de aquellos!
Abrazo!

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Marcia: es que los seres humanos, definitivamente, somos de manual, jajajaja ;)

¡Salú!

Guillermo Altayrac dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guillermo Altayrac dijo...

Ya voy a escribir más cosas sobre Ulises. Para que vayas restando y sumando, según corresponda.

Jajaja. Es que me tiento, piba. Me cuesta mantener la postura. Me tiento de risa.
Igual, que soy más masticable que antes, a eso ponele mi firma. No estoy hablando de que actualmente sea muy masticable, ni de lo contrario. Sólo digo que mi grado de masticabilidad aumentó con el tiempo.
Claramente.
Algún día, tal vez te muestre fotos y deje que juzgues por ti misma.

Café (con tostadas) dijo...

¡Buenas!

Guillermo: ok, abrimos el tanteador 'Ulises', entonces. El tema de la masticabilidad, vos dale. ¡Siempre es mejor sumar que restar en ese terreno!

¡Salú!