viernes, febrero 24, 2012

El embrujo del mar

Y es, en realidad, un puñado de situaciones y sensaciones de esas que se imprimen en el cuerpo. Las charlas tan intertextuales, los tonos de voz mezclados, las carcajadas, destapar una cerveza en el balcón con todo ese mar mirándonos ahí enfrente, la variación en la resistencia que opone la arena bajo los pies al caminar, el viento marino en la cara, en la ropa, en el cuerpo, entender finalmente por qué hay tantas mujeres con vinchas en la playa, la sensación de que la primer ola que me toca me refresca la parte posterior de los tobillos y que ese frío repentino me hace levantar los hombros, el golpe del agua justo donde las olas rompen, darle batalla a esa barrera y que las primeras gotas tan saladas me salpiquen la cara y me recuerden ese sabor, sabor de mar, sumergirme de repente y después sí, después flotar. Mientras conversamos, entre las ondas que a veces se apuran a romper, entre el cielo y el sol y con todo el mar a los costados, flotar.

¡Pero qué gran idea!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vincha, un trapo, un atado de cigarros, un termo de mate que devenga en cerveza, un disco de Vilma Palma y una compañera de ruta con todos los hipervinculos para asegurar las carcajadas...
Y por supuesto ELLA con todos sus cambios de humor, es lo que se necesita para que la felicidad sea completa!!!

Gracias!!!
Larita

nomesalelapalabra dijo...

Aguanten los pies hundiéndose en la arena húmeda, tocando de repente a un caracol. Aguanten las olas rebeldes que llegan cuando uno, distraido buscando dónde dejó su lona y su mate y su termo, no las espera. Aguanten las nubes que se retiran en el momento indicado y despejan el cielo justo cuando se nos estaba poniendo la piel de gallina.
¡¡Oda al mar, cómo se lo extraña desde la ciudad!!

Café (con tostadas) dijo...

¡Buenas!

Laruquiña, nena, ¡Atiiiií! vos sí que tenés muy buenas ideas. Así, todo eso, todo junto... y ella es mujer, ya lo aclaramos.

Gracias a vos ;)

notesalelapalabra: ¿ves que sí? no tenía ni idea de lo mucho que estaba extrañando el mar. ¡Mirá si seré bola!

¡Salú!

lou dijo...

como el mar no hay nada..... lindo relato. besos!

Mica dijo...

amo el mar, me da paz, me ayuda a sentirme mejor, me regala ese nose que tan especial que tiene, es muy buena la cancion de jarabe de palo!
TE INVITO A PASAR POR MI BLOG. http://algoquizas.blogspot.com/ MUCHA LUZ! TE SIGO! ¿ME SEGUIS?

Addie dijo...

siiiiiiii que lindo el maaaar!!
Que paz que se siente mirar como rompen las olas o como se forman con el viento. Tomarse unos mates, unos churros con arena...es todo un combo de felicidad!
Que ganas que me dieron de volveeer!!

Anónimo dijo...

Me encanta leerte, "desayunos en pantuflas" ya es un vicio para mi.

Co dijo...

Yo quiero todo eso y un poquito más. Quiero mar, arena, viento con aroma a sal, piecitos mojados, mates, libros, charlas, sol, siestas, caminatas y así puedo seguir... Me falta concretarlo. Por lo pronto, cierro los ojos y me lo imagino!

mai dijo...

Aaaaaay me tenté. Pero así con todas las ganas me tenté.

(Acabo de ver "Medianoche en París" tirada en el sillón, ganas de irme a conocer esa ciudad tan hermosa. Está muy lejos, me quedo en mi casa con la compu, como resignada. Entro a Desayunos en Pantuflas y me encuentro con este relato. Ganas de irme al mar y todas esas cosas que decís. Es un poquito más cerca, pero igual... Creo que me voy a tener que conformar con una tarde de río nomás, algún día de la semana, por lo menos por ahora o.O )



Más lindo el texto... pintaste todo el paisaje y casi casi que si cierro los ojos me puedo sentir ahí :)

(Mi hermana está poniendo la pava para tomar unos mates mientras estudiamos y no es lo mismo pero igual se siente bien.. es otra pequeña gran idea je)



¿Mencioné que este blog me pone de buen humor?

(Capaz que sí jaja)


Besoooo Cafecita y buen comienzo de semana (por adelantado :P )



PD: Capaz que algún día le cuente de 'esa' persona :P

mai dijo...

(pero qué comentario más desorganizado!! sepa que es lo que hay, por el momento jajajajaja)

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

lou: ¡me había olvidado por completo de lo necesario que es el mar para mi salud!

Mica: bienvenida. Sí, es muy lindo el mar, es muy linda la canción... lástima que mi viajecito fue corto y ¡¡quiero más!! jajaja

Addie: yo también tengo ganas de volver... tengo ganas de volver al mar y no volver nunca más (del mar), jajaja.

Anónimo: ¿'en tu vida soy un vicio más'? Gracias, es lindo saberlo.

Co: yo también quiero todo eso... ¡ahora quiero mucho más de todo eso! Uf. Que fácil me acostumbro a la buena vida.

mai: qué bueno que te tientes de tantas cosas lindas. Qué lindo que unos mates con tu hermana sean una propuesta tan copada. Qué copado que este blog te mejore el humor. ¡Y qué turra, dejar así picando contarme de 'esa' persona! jajaja.

mai: (pero qué comentario más lindo, ¡así se dice!)

Saluti a tutti.