jueves, octubre 27, 2011

¡Que alguien toque la campana!

La cama no quería soltarme esta mañana. El colchón se portó como un duque, la frazada me mantuvo el cuerpo a la temperatura justa, las almohadas me sedujeron con un sueño irresistible y sucumbí. No quise, no quería empezar el día y salir al mundo. Junté coraje, conté y unos cuantos minutos después de lo que debía pegué un salto y salí al ruedo. Maravillosa decisión.

Todo en este día es una gran tentación. El sol pega a pleno, el viento tímido acaricia, la temperatura propone un abriguito liviano y mi cabeza canta canciones cadenciosas. Quiero mates y bizcochos y bailotear descalza y preparar otro desayuno y sentarme chinito en el pasto y armar planes delirados de futuro inmediato y programar viajes y comer dulce a cucharadas y reirme apenas con carcajadas mansas que nazcan en los pies.

Todo en este día debería ser recreo.

7 comentarios:

Cinty dijo...

Acá está feo, daba para quearse durmiendo y CÓMO ME COSTÓ LEVANTARME!!!

Espero que el finde esté como allá, siempre llega la temperatura de ustedes días después :)

Besotones Cafecito, me encanta que escuche tan buena música every day !

Bati dijo...

QUE RECREO NI QUE OCHO CUARTOS!?

HORA LIBRE!!!!

Muy bella descripción, somo de costumbre.

Bati dijo...

Fe de erratas: COMO de costumbre

Anoia dijo...

Recreo para salir a caminar por ahí en este tremendo día de sol sin calor.

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Cinty: ojalá tengas un precioso fin de semana, nena!!! y a mi también me gusta mi música ;)

Bati: jajaja 'ni que ocho cuartos' me mató! seeeh, mejor, nos rateamos todos y sanseacabó.

Anoia: totalmente.... eso, así, con un día tan bello!

Salú!

Marité dijo...

buenísimo!
primera vez que te leo y me ha encantado como describes las cosas.

saludos,
Marite desde Santiago de Chile

Café (con tostadas) dijo...

Hola!

Marité: bienvenida y muchas gracias!

Saludos.