viernes, octubre 28, 2011

Panegírico al jueves 28 de octubre de 2011

Empezá el día con sueño pero alegre, muy alegre. Cantá por los pasillos, bailá en el ascensor, sonreíle a toda la gente que te mira desconcertada o risueña. Preparate unos mates o un café, conversá con gente divertida de cualquier cosa, debatí sobre la duración de una relación sexual como si hubiese algo para discutir del tema, reíte mucho, sentate en el piso justo a tiempo para evitar el desmayo, seguí sumando gente a la ronda y picoteá algo a modo de almuerzo entre chistes e indirectas rústicas. Pedí un permiso especial y conseguilo, junto con un reproche suavecito y un gran piropo. Contené las ganas de hacer pogo en la oficina y terminá de armar planes para un racimo de días no tan próximos pero, por suerte, para nada lejanos. Recibí un par de mimos hechos palabras y correspondelos lo mejor posible. Cumplí con todo lo pautado y escapate del trabajo 20 minutos antes porque hoy, de verdad, amerita.

Viajá rápido, llegá justo a tiempo, esperá un ratito haciéndote eco de los nervios ajenos, acercate a la puerta cuando la mesa examinadora llame para dar respuesta. Entrá a la sala, porque te lo proponen y sabés que va a valer la pena, escuchá la lectura del acta descubriendo que tu cara se transforma letra a letra. Agradecele al mundo por esa sensación maravillosa de que el cuerpo te quede chico para contener tanto orgullo. Mirala, tan linda, tan muñequita de porcelana y disfrutá de ser parte de esa vida y de ese momento magnífico en que una persona por la que darías lo que sea termina una etapa de la mejor manera posible. Subite al auto y dedicate a llamar a varios amigos para que, de alguna manera, puedan estar ahí.

Caé casi de sorpresa a la casa de un amigo al que no veías desde hace rato, renacé en ese abrazo, paseá otra vez los ojos por ese lugar que te hace tanto bien a la salud, al cuerpo, al ánimo. Tomate unos mates, conocé gente copada, asombrate de ser una amiga de toda la vida, reviví viejas épocas mirando un ensayo, conversá con gente nueva como si ya se conocieran, sorprendete por una salida rarísima de alguno de los integrantes, volvé a sonreír cuando alguien te pregunte ¿vos hacés danza?, acordá una cena para lo antes posible y salí a la calle después de otro abrazo y volvé a casa. Alegrate hasta los talones por un gesto imprevisto y, a la vez, esperable nacido del puro orgullo de otra persona, hacé un brindis en honor a la licenciada, servite una porción de pizza y sentate a reconstruirte en la charla, en la cerveza, en el rato de fiesta de entre casa.

Algunos días son tan importantes que hay que concentrarse con énfasis para rescatar todos los detalles.

6 comentarios:

Cinty dijo...

Que divino! Que divino día!! Me encantó cada detalle que mencionaste. Me alegro mucho por usted :)

Besotones

Bati dijo...

Tu banner es a tí como las caderas a Shakira..

Salud!

Sebas dijo...

Permiso, vi luz, entré... Buena descripción, intenso día, ahora el objetivo sería llevar la mayor parte de las cosas a los 29 restantes de cada mes!
(No se me enoje, pero fue el jueves 27 o el viernes 28, o una combinación de ambos? Me confundió con el título, je!)

Barby G. Schonholz. dijo...

Excelente descripcion. Me recordó a mi en ciertos aspectos, trato d eponerle pila a todo lo que puedo.

Che, te deje una consigna en mi blog ;D espero lo leas, un saludo! buen finde!

Mery dijo...

Me encantó... tenes un modo de escribir espectacular!

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Cinty: oh, muchas gracias!!! a mi también me ecantó mi día!

Bati: jajajaja, andate a la puta! jajaja

Sebas: rescatar los detalles de cada día es un laburo maravilloso! (jajaja, tenés razón! sería del jueves 27, se me chisporroteó pero bueno, queda... hasta lo podría disfrazar ;))

Barby: muy bien con eso de ponerle pilas a todo! Pasé por tu blog, copado jueguito!

Mery: muchas gracias! qué bueno que te haya gustado.

Saluti a tutti!