martes, febrero 08, 2011

Entre volver y no volver

Me costó un buen rato encontrar una excusa que me resulte válida para el abandono o la distancia de algunos lugares que solía frecuentar y me hacían bien. No, no de algunos lugares, de estos lugares. De estas ventanas adentro de mi misma y afuera de mis días que lograba con palabras. Me llevó días y conversaciones conmigo y con otros dar con una explicación que, además de convencerme, me plantee un punto de partida para algo más.

No estoy desaparecida porque me haya cansado. No estoy distante porque no tenga nada para decir. No estoy ausente porque me haya quedado sin palabras. No estoy alejada porque esto era una etapa que se cumplió. Es, simplemente, que estoy en plena batalla. Me resisto a ser un pelmazo que describa siempre sensaciones de muerte de un mal momento que no me hace, que no me forma, que no me define. Tampoco quiero convertir mis espacios en un puñado de palabras que dice pero no cuenta.

Soy empecinadamente contenta y no estoy dispuesta a sucumbir a la tentación de hablar día tras día de llantos que no lloro, de penas que no enfrento, de situaciones que no resuelvo. No quiero ser esa persona. Ni la que habla eternamente de esas sensaciones ni la que no llora, no enfrenta, no resuelve. Entonces, acá vamos. Eventualmente a volver a hablar de pequeños detalles de la vida pero antes, a reencontrarme con la persona que soy, esa que amanece cada día con canciones bellas entre las neuronas.

¡A la batalla!


9 comentarios:

Xoi dijo...

De estas batallas con uno mismo siempre algo bueno queda.
Asique a dar batalla mujer.
Beso

Ikaryta dijo...

Brindo por esa Café!
Salud!

Olivia dijo...

"Esa que amanece cada día con canciones bellas entre las neuronas."

Eso es alegría. y todos queremos una café feliz :), Un beso!

mai dijo...

da batalla cafecita
(todos las damos en algún momento , yo las doy demasiado seguido para mi gusto y cansa y molesta y duele pero se puede aunque a veces cueste...)
y mientras aprendes algo más sobre vos y sobre el resto aferrate a tu manía de ser feliz , para que no se te escape :)


besoooo enorme !
y abrazo más grande todavía muchacha linda

Medusa dijo...

A la batalla Café, que tenés las mejores armas (y el sinfín de canciones que compartís a diario!).
Tengo fé en tu éxito! :)

Frutilla dijo...

Fuerza café, la batalla con uno mismo puede ser la más difícil a veces, pero la que mejores frutos te deja.
Todos tenemos fe de que mas a salir victoriosa y radiante como siempre
Sigamos con las hermosas canciones que tienen tus neuronas!

Café (con tostadas) dijo...

Buenas!

Xoi: en eso estamos... primero en la batalla para adentro, después a reconstruir y dar batalla para afuera. Uf!

Ikaryta: jajajaja, salú!

Olivia: a por ella vamos. Está acá, un poco atareada procurando que el ruido no ahogue las melodías!

mai: gracias por un comentario tan lleno de colores! y sí, acá estoy, haciendo todo lo posible... y bastante cansada, para qué mentir!

Medusa: oh! gracias, miles! mis canciones y yo sonreímos con tu comentario!

Frutilla: mis pobres neuronas están tan embarulladas que les cuesta encontrar la música en el batifondo... pero no se resignan, eh. Así que acá estamos, en plena contienda ;)

Salú, muchachas!

G dijo...

Ídola!
Beso

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

G: gracias, gracias... siempre es bueno escucharlo otra vez! ;)

Besos!