lunes, febrero 28, 2011

Embobada


De repente, florecen todos los palos borrachos de la ciudad.

La vida merece convertirse en musical.


5 comentarios:

Bati dijo...

Estimada, convertí tu vida en musical urgente!

Betania Luna dijo...

Que lindo y delicato tu blog.


Un gusto pasar por acá a desayunar con vos y escuchar tus musiquitas ;)

La Criatura dijo...

si, en marzo suelo florecer

Morocha dijo...

Exquisita, eso es usted.
Cariños marinos...

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Bati: mi vida es un musical! pero algunas veces lo merece más que otras.

Betania: oh, muchas gracias!

Criatura: si te queda el saco...

Morocha: eso me han dicho... yo me lo creo, por las dudas ;)

Salú!