jueves, agosto 20, 2009

Narrativa amorosa

I
Los recuerdos no me amparan. Pero a pesar de todo lo único que me gustaría hacer en esta noche de mierda es estar con vos. Y creo que es fácil de entender, siempre guardo un buen recuerdo (casi un anhelo).
Una noche llegué a casa y, sin hacer alarde de una desdicha, había tenido un mal día pero cuando entré estabas vos, adentro de un sobre, arriba de la mesa. ¡¡¡Que gusto!!! Me salvaste, gringa.
Puse música. Algo de folclore. Una canción que dice: "yo quiero que me conozcas de corazón para adentro, soy como un niño perdido que va persiguiendo el viento". Te juro que tengo muchas ganas de verte. No sé qué más decir. En realidad sí sé pero no lo digo.
Y bueno, no queda otra más que despedirme.

II
Creo que esperaba este momento porque tengo tantas ganas de escribirte (o verte) que qué se yo...
Estaba pensando que sería bueno hacerte una visita. Me gustaría decirte todo. En este momento tengo ganas de verte y los niños y los borrachos no mienten y yo soy un poco niño y estoy medio borracho.
Futurible: futuro posible. Espero que sea así. Si aceptás mi visita, la entrego con gusto. Tengo ganas de contarte mis sueños y las cosas raras que siento de vez en cuando. Mis recuerdos (todos).
Bueno, nada más. Sólo que tengo ganas de verte, muchas ganas.

III
Disculpá por el mucho tiempo sin escribirte. Es que no estoy bien. Tengo algunos asuntos que resolver. Uno es decirte cosas que no sé cómo decir porque no son metáforas ni otros recursos que uso para ponerle rulos a las palabras. Lo voy a intentar, espero que me entiendas...
Creo que va a ser la última carta que te escriba. Me siento mal porque creo que no te lo merecés pero el tema es que lo mío con vos no es amor, es sólo que te quiero mucho. Alguna vez me pareció que podía ser algo más que quererte pero cuando me enamoré de me aclaró la diferencia y quedaste en el pasado.
Quizás teníamos que esperar 10 años. Es que la química no es como el sabor. Algunos caramelos pueden producir acidez.
Chau, gringa. Me duele un poco pero es así. Nos veremos cuando al destino se le antoje.

Dicen que toda buena historia tiene principio, medio y fin.



"Lo que quieras, seré lo que quieras",
eso fue lo que él quiso decir,
pero dijo -soy sólo el que soy
y seré para siempre reflejo de mi.

Ella quiso decir "yo te quiero,
como seas te habré de querer",
pero dijo -sé tú, para siempre,
tú sólo y adiós-
a las rama se fue.

Pedro Guerra
El reencuentro de Viola y el Barón | Ofrenda

12 comentarios:

Malala Mala dijo...

tristeee!!!

y con el ánimo que tengo ultimamente, esta historia me pegó fuerte!

uf, me voy a arrastrar desdichas...

un beso café!

la damisela combatiente dijo...

Es una despedida un poco rara,no?
quiere a esa persona pero no está enamorada...ya.Y encontrarse después de 10 años sería una cosa muy curiosa la verdad...Me gustaría ver qué pasaría de aquí a 10 años con alguno que optro que me dijo algo similar...
Un saludo!

Cl@udette dijo...

Tristeza con melancolia =S mala combinación....por momentos recorde una historia triste que en su momento dolio, pero el tiempo y la llegada de un verdadero amor curo todo...aunque por desgracia los recuerdos siempre quedan ahí, es lo último que podemos dejar atras.

Saludos

kika dijo...

no soy particularmente optimista ni conozco la historia, pero al menos tuvo la decencia de avisar, así no te quedás esperando, aunque más no sea, otra carta.
en fin..
un abrazo café

Ms. Bitch dijo...

no todas tienen fin eh

andreita dijo...

Yo que vengo "pum para arriba" y leo esto... ayayay!

Duele, sobre todo cdo t dejan la puerta entreabierta.

T mando un besote!

Madie dijo...

No entiendo nada, no? Así que opino de atrevidísima. Pero no me cayó bien... Parece que su despedida la siente como una obligación y parece como si explicara algo que asume obvio y que es superfluo para él hacerlo.

Nada... volé.

Beso! :D

Araceli dijo...

Que loco no? como a uno le cambian los sentimientos en un abrir y cerrar de ojos.


Un beso nena,
cuidate
Ara.

Simplemente YO dijo...

Hoy estoy toda maricona y se me pusieron los ojos llorosos leyendo esto....
Yo me encontré con alguien despues de siete años....es loco muy loco...

Gla dijo...

Para leer tomando un Uvasal!

Luna dijo...

auch! que tonto él, que triste que tenga que pasar tanto tiempo

Café (con tostadas) dijo...

Hola!

Malala: triste, sí... un poco! y a las desdichas, no las arrastres, pisotealas así se van!!!

Damisela: nah, en mi experiencia, encontrarse años después no tiene jamás el efecto esperado!

Cl@u: pero no está malo tener esos recuerdos! porque son cosas que vivimos y porque el contraste hace que valoremos más el presente, no?

Kika: totalmente! eso de avisar es totalmente valorado por Café!!!!

Ms. Bitch: ay, casi sacás al demonio de mí y salgo con una perorate feita... dejalo ahí. Está bueno el comentario!

Andreita: ouch, perdón! seguí, seguí pum para arriba! (a ver si me contagiás!)

Madie: segura que no entendiste nada????? nena, confiá más en tus instintos!!!!!

Ara: jajajaja, sí, es así. Igual, lo raro es que pasaron meses entre carta y carta... pero son las únicas tres de esa historia!

Simplemente VOS: es rarísimo reencontrarse años después! y las ilusiones pesan demasiado.

Gla: jajajaja, excelente comentario! mencantó.

Luna: o no, quizás ni todo ese tiempo... hay cosas que, simplemente, no son para ser!

Saluti a tutti!