jueves, julio 30, 2009

Bizcochuelo

Cuando estaba en segundo o tercer año de la secundaria, muchos dieron en llamarme así inspirados en una publicidad del momento que decía algo así como torta, torta, torta... bizcochuelo en sincronía con escenas de múltiples caídas para vender una de esas mezclas en cajita para repostería. El mote, es claro, hacía directa alusión a mi cantidad de golpes diarios. Lejos de ofenderme me resultó muy gracioso. Soy tan torpe desde tan chica que si fuese a avergonzarme por eso no habría hecho nada de nada.

Pasada la adolescencia plena quedaron atrás las caídas. Sí, me tropiezo dos por tres, y sí, me choco los marcos de las puertas pero nada grave. Al menos no la mayor parte del tiempo. En las últimas horas, sin embargo, vamos de mal en peor. Anoche me desparramé en la vereda de casa como hacía meses no me sucedía. Recién me machuqué el hombro derecho subiendo la escalera. Antes resbalé en la cocina pero logré conservar la verticalidad.

Ya me parece suficiente. Ser torpe es una cosa, esto...



¡esto ya es demasiado!

27 comentarios:

Tararira dijo...

Deberíamos hacer un reunión de torpes, pero sería un peligro!
En nuestro bolsillo siempre tenemos que llevar un anaflex para caretear el dolor de ser tan toscos.

Café (con tostadas) dijo...

Tararira: bienvenido! hace un ratito hablaba con un compañero que también es re torpe! decíamos que no podríamos convivir a menos que forremos todas las paredes con goma espuma! jajajaja

Diclofenac... infaltable en mi cartera!

Hurricane dijo...

A mi me solía pasar con los tropezones. Tal vez por eso soy de caminar mirando al piso. Besos!

David dijo...

Querida, a ver... escuchame bien (hacé de cuenta que te estoy tirando de la oreja), soltá el ascelerador!
Caaaaaalma, caaaaaalma. Cuando tu mente se mueva más rápido que tu cuerpo, asegurate de estar sentada y quietita, porque de lo contrario corrés serios riesgos (?)

ya dejé de tirarte la oreja y te quedó colorada, ahora estoy levantando el dedo índice con un gestito amenazador) tranquilizate chiquita! me entendiste?

Jaki dijo...

Uy, pero estas bien?
Yo soy asi de torpe (por lo que describis) o peor. No hay dia en que no me golpee con algo.
Pero bueno, hay que vivirla asi.
Aguante la torpeza! Jajaja. Saludos.

Zulma de Tinelli dijo...

Me pone contenta que te haya gustado mi mensaje de ayer, y me alegro que lo hayas valorado, pero no fue ni mas ni menos que la sensacion que genera el visitar tu blog, recorrida obligatoria de todos los dias.

Te cuento que Zulma es muy torpe, y te cuento un secreto, cada dia confirmo que la torpeza no se controla, ella nos controla a nosotros, o al menos en mi caso ella me controla a mi. Ahora, hace un tiempo, que mis periodos de torpeza no se dan (toco madera), pero tengo momentos, en que me mando una atras de la otra... vivo con moretones, y raspones...

Te cuento una que me paso hace algunos años, un dia de lluvia iba caminando, y en una vereda habia mucha gente y por no bajar a la calle porque habia mucha agua, me hice la viva (jaja) y decidi pasar sobre las raices de una planta, es decir por un cantero, imaginate todo mojado a donde fui a parar, si lo que estas pensando, me cai en medio de un charco jajaja Zulma es asi de torpe... tambien suelo caerme en las galerias que estan muy enceradas...
La torpeza me maneja!

Zulma es torpe... Pero querible!

Jerry dijo...

Tengo ésto para decirte

Madie dijo...

La torpeza es directamente proporcional al lugar en el que tenés tu cabeza en determinado momento (si, siempre arriba de los hombros, digo en sentido figurado). Sin dudas.

Skalipso dijo...

jajajaja yo tambien soy re torpe, por alguna razon no calculo el espacio y los marcos de las puertas y puntas de las mesas me las llevo sieeempre puestas!
un beso!

Araceli dijo...

A mi me pasa que cada vez que entro al lavadero me doy la rodilla contra el marco de la puerta, que vaya uno a saber porque, es de metal.
Consecuencia, tengo tendinitis crónica en la rodilla izquierda.
Eso no se si es torpeza o ensañamiento con el marco ese de mierda.

Te mando un beso grande nena,
y cuidate de los golpes.
Ara.

Blonda dijo...

Dicen que los golpes traen suerte, pero no creo que opine lo mismo el día que termine en el hospital por culpa de mi torpeza.
Me llevo todo puesto y vivo con moretones...soy un desastre, así que te entiendo :)


besitos y gracias por la aclaración en mi blog =)

muá!

Ani dijo...

Las veces que me engancho las camperas, bufandas, lo que sea que lleve puesto en los picaportes.

Sin contar que si llevo saco largo, al cerrar la puerta del auto, una parte del mismo quedará entre la puerta y el afuera, flameando al viento.

El otro día subí a un taxi y estaba tan distraída que en vez de hacerlo en los asientos de atrás, me subí junto al conductor...el pobre me miraba y no entendía nada. y lo peor es que me rompí la cabeza con el contador de kilómetros...si , si, me lo clavé en la frente al arrojarme al asiento.

Tranquila, las torpes tenemos un Dios aparte como dicen las abuelas o refuerzo de angeles de la guarda!

Besote!

Juanita dijo...

Yo tambien soy asiii de torpe. Incontables son las veces uqe me choque con paredes, marcos de puertas... no se de que publicidad hablaras, pero el apodo me gusto mucho Bizcochuelito!

Mate dijo...

La peor es querer pasar por las puertas antes de terminar de abrirlas... me doy cada ostiaso en el medio del marote!!!

Isadora dijo...

Yo soy bastante torpe, pero de atolondrada.
Es típico para mi ir por el pasillo y engancharme la manga con el picaporte. Sí, así rompí muuuuucha ropa jajajaaj.

Los torpes vamos a dominar el mundo, vas a ver, Bizcochuelo!

Besito :)

Johana. dijo...

Yo también soy muuuy torpe y me choco todo jajaja!
Aparte de que soy re colgada, capas pasaste por al lado mio y ni te vi, imaginate si voy a ver los marcos de las puertas y eso jajajaja!
Qe desastre.

Señor Posmópolis dijo...

Mientras no te estrelles contra la totalidad del mundo, mientras tropieces en el amor pero para amar mejor... entonces bienvenidos sean esos ligeros tropiezos.

He estado pensando en tu post anterior: a vos que "que no ponés poesía todos los días"... Es tan difícil, pero espero tus visitas por acá. Por lo pronto, seguiré habitando tu espacio.

Salud!

Etienne dijo...

En esta te abandono, Café...
Soy demasiado equilibrado, incluso para caminar sobre el cordón de la vereda sin tener que extender los brazos!!
Aunque golpes he tenido en mi vida, pero mas por distraído que por algún porrazo innato.
Besiños!!

Juan M. dijo...

Jajaj
te re entiendo.

yo ayer me di un increíble golpe con la bicicleta que ningún ser humano podría explicar con palabras. ajaj

saludos

el_comentarista dijo...

Sabía usted que a Sandra Mihanovich le decían lo mismo?

Era torpe también de joven.

Clawd dijo...

a mi no me pasa tanto de caerme. pero sí que cuando voy por la calle me la paso pisando caca de perro... horrible!!! y si que también me tropiezo pero con agilidad retomo el equilibrio y disimulo jajajaj

saludos

Café (con tostadas) dijo...

Buenas, buenas...

Hurri: eh! pero caminar mirando al piso tiene sus beneficios... yo he encontrado monedas más de una vez! :)

David: BBBBUUUUAAAAAAA! cómo me vas a venir a retar así un día que me duele todo, eh? insensible, in-sen-si-ble!

Jaki: sí... excepto por el intenso dolor que acusa el costado derecho de mi cadera cuando me muevo después de un rato y el raspón en la rodilla, todo bien! gracias por preguntas. (arriba la torpeza!)

Zúlmina: (gracias ruborizadas!) ah nooo, los torpes tenemos que tener especial cuidado los días de lluvia! Si a mi torpera le sumás la facilidad con que se me hacen moretones, agradezcamos que vivo sola! (sino, alguien tendría causas infundadas por violencia doméstica jajaja)... (secreto: las personas torpes me resultan queribles!)

Jerry: entre una cosa y otra no sé cómo tomarlo pero, por las dudas... andate a la reputísimamadrequeteparió, pelotudo! ;)

Madie: sin lugar a dudas!!! el problema es, entonces, que mi cabeza vive en un lugar diferente que mi cuerpo! jajajaj

Skalipso: ja! siempre pero siempre! viste las chapitas que tienen los jeans en los bolsillos??? las redonditas que refuerzan las costuras (ponele)... bueh, en mi caso la izquierda de adelante dura uno 15 días como mucho ;)

Ara: jajajaja... si yo te contara el mapa de golpes, tajos y machucones que es este cuerpo mío! (y mi cabeza... bueh, ni hablemos!). Beso, nena. Cuidate la rodillita! (y dale, confesá, lo que sea con tal de no tener que lavara la ropa! :P)

Blond: desastres del mundo, uníos! (???)

Ani: en cuanto pueda levantarme del piso después de la carcajada te contesto! jajajajjaja no podés, superaste todo lo pensado! jajaja Me imagino la cara del taxista me me mueeeero! (y la de dejar parte de las cosas del lado de afuera del auto es un clásico)

Juani: "incontables con las veces que" he tratado, de olvidarla y no he logrado (perdón, mi cabeza se dispara para donde quiere!) ja! Bizcochuelito pasó a la historia hace raaato... que no lo recuerdes dice, claramente, que estoy grande! ;)

Mate: terrrrrrible! abrir la alacena y no correr la cabeza!! pero cuando vas a un comercio y acomodás el cuerpo para empujar y la puerta no se abre y entendés que tenés que tirar y no modificás la postura? durísimo! (especialmente porque siempre hay gente y la puerta es de vidrio!)

Isa: hace unos días hice una "o" perfecta (sabés algo de patinaje?) en el pasillo del trabajo! me sorprendí a mi misma... me caí, sí, pero con glamour y me levanté como una diva! (?)
Los torpes al poder! los torpes al poder!

Johana: ah sí... a menos que te pares adelante mío y me saludes alevosamente lo más probable es que no te vea por la calle!

Sr. Posmópolis: (me están mareando. Ud, es uno, son muchos, son más, se llaman todos igual, es un tema de personalidad, comparten el blog? quién postea qué? nadie responde los comentarios? no se preocupe/n, no encontré poesía a diario por allá... pero estoy mareada!) Ahora sí. Con el amor tropecé y tropecé y... ah, sí, tropecé! no sé si fueron ligeros y tampoco sé si ahora amaré mejor... pero que voy a volver a tropezar, ni lo dude!

Etienne: ah noooo, yo soy equilibrada! No me caigo por falta de equilibrio, me caigo por atolondrada y torpe y cargada... pero sabés cómo te camino por los rieles!?!?!?!? :) Bacio x 3 (es más lindo bacio que baci!)

Juan M: bienvenido! jajajaja por eso me alejé de motos y bicicletas! ah... si mis rodillas hablaran!!! (no, perate, haaaablan! jajaja) Che, estás entero? estás bien o te rompiste mucho? (necesitás diclofenac? tengo! :))

Comentarista: le doy un crédito por la sutileza (?) y le resto uno por el chiste fácil y quedamos en empate, quiere? :P

Clawd: ja! "Agilidad" acude poco en mi ayuda! jajajaja Ves, lo bueno de ser torpe es que camino mirando mucho el piso, entonces, puedo esquivar las cacas de perro! bienvenido, che!

Saluti a tutti!

Mariann dijo...

yo me pase 25 anios sin hacer deporte, para terminar quebrandome la munieca en consecuencia de un resbalon en casa. Y todo porque? por dejar una pollera tirada y caminar sobre ella.

Lara dijo...

Cafecita... mi vida...
algun dia. te voy a relatar mis caidas...
son todas bastante espectaculares, en lugares públicos como el microcentro porteño... y la mayoria de ellas en dias en que estoy en pollera...
y siempre pero siempre me pasa...
que las dos primeras cosas que pienso despues de romperme el alma.. son :"puta rompi las medias" "uh.. se me vio todo"...
Lamentable... por suerte hace bastante que no me pasa...

Café (con tostadas) dijo...

Buenas!

Mariann: ah, no... a mi mami me dio muuuucha leche de chiquita y no me quiebro... (y tengo una habilidad increíble para caminar entre ropa tirada... son los años de práctica! jajajaa)

Lara: uh... cuando me caí pense "rompí el jean" jajajajaja por suerte no! ah... es que esta torpeza que tenemos!

Besos

Sherezade dijo...

Hace dos semanas me cai en un lugar público con un chico. Bailabamos. Un papelon. Mi mejor amiga no deja de hacerme las mil y una bromas al respecto.
Recién el muchacho pasa por la vereda de mi trabajo y le cuento a ella por el msn y me dice: "-debe andar buscandote para tirarte al piso- ... -o para preguntarte donde van a caerse el finde"

Café (con tostadas) dijo...

Sherezade: jajajaja... tengo una amiga que se cae en TODOS los boliches, desde siempre. Además, cuando está borracha empeora ;)

Ah, si le habré pasado átomo desinflamante los domingos a la tarde! jajaja