martes, junio 02, 2009

El valor de los objetos

No recuerdo exactamente para qué ocasión fue. No sé si para tu cumpleaños o porque el día siguiente marcaba otro mes y habías sugerido que nos regalásemos algo. Sin embargo, mi memoria aloja todos los otros detalles. Sé que elegí el mejor momento y mi lugar preferido (siempre me gustaron tanto los bazares). Fui, seleccioné de entre decenas la taza más linda de todas, la precisa, la tuya. Llegué a casa y completé todo el ritual del envoltorio. La protegí con mi ropa y la guardé en el bolso.

Viajé hasta nuestro encuentro con ese bolso al hombro. No sé cómo hacés para caminar con semejante cosa colgando me dijiste, otra vez, entre besos y sonrisas. Ya está incorporado volví a responder mientras lo dejaba caer cuidadosamente para el abrazo.

El regalo, por supuesto, se completaba con otros objetos elegidos con cariño. Varios paquetes que irían distribuidos en los diferentes momentos. Uno para la mañana, al abrir los ojos y encontrarnos en la cocina (en la casa de tus viejos dormíamos en cuartos separados), uno a la tarde cuando estuvieran tus amigos y tu familia y toda la ceremonia y otro tarde a la noche, tranquilos, tomando algo.

Es para vos pero me lo llevo yo te dije al dártelo. Hiciste puchero como un nene. En serio, es para que tengas tu taza de desayuno en mi casa, para que siempre tengas tu lugar. Sonreíste, te ganó la ternura y me besaste otra vez. Después me compraste una a mi para tu casa. Después nos separamos y cada uno guardó la del otro. Pasó un tiempo y volví a esa taza preciosa con rayas celestes para cada desayuno, para cada té con miel de enferma (como el que me preparaste la primera vez que viniste a visitarme).

Hace unos días se rompió esa taza.
Hace unos días me invadió la pena.



Standing in front of you
They fade into the wall
And leave behind nothing
Nothing at all

I know i don't understand how they forget
How some will just pass us by
And take what they can get
I know i don't understand how weightless they must be
Without feeling

Azure Ray
No signs of pain | Saddle Creek

36 comentarios:

Daria dijo...

Y buá ... se habrá roto la taza pero no el recuerdo.....
Linda historia.
Lindos los bazares. Últimamente me gustan más que comprar ropa, mirá....
No sé es como más lindo ..... y adictivo. De bazar en bazar así me divierto yo ....

NOVA dijo...

Esos recuerdos tocables. Quedan los otros, pero a veces es necesario tocarlos y sentirlos verdad?
Un besín Café
NOVA

Mate dijo...

Es increíble, parece que los objetos no tuviesen valor, cuando algo se termina, los guardas en el fondo de un cajon y con el tiempo, cuando los volvés a encontrar tienen otro valor y otro sabor.
Todo muy lindo.

Anónimo dijo...

Me gusta tanto tanto tanto cómo escribís!!

Con cada post me llevás a algún lugar... hoy me llevaste con mi ex. No estamos juntos pero nos queremos más de lo que pensamos. Y es lindo recordar de vez en cuando lo vivido (sea doloroso o no).

Saluditos!

Na.

Shu dijo...

Te entiendo... que pena cuando tenes ciertos "attachments" sentimentales a objetos que se rompen... pero es como te dijeron en otro comment, se rompe la taza pero no el recuerdo!!!!!

Besos! hay q conseguir tza nueva para el café!

Vicky dijo...

Malditos valores afectivos.. nos hacen aferrarnos a cosas sin demasiado sentido. Lo bueno del caso es que si no viviéramos lindos momentos no habría objetos con valor sentimental..

Morocha dijo...

Dicen que las copas, los vasos y las tazas...guardan secretos.
Yo no se si es cierto, pero seguro que guardan recuerdos de todo tipo, y que no se pierden aunque se rompan.

Cariños

UNO dijo...

NO ESTAS BIEN......VOS NO ESTAS BIEN...

UNO.

Elena dijo...

Cafe, me gusto, me emociono tu relato. La delicadeza con la que lo escribiste.
Lastima lo de la taza, aunque a veces, resulte medio morbo. Es como tener una foto suya en la mesa de luz...

Carito!! Por no gritar es que escribo dijo...

Nooooooooo... y las esquirlas vuelan y se clavan en lo más profundo...

ya no sabrá igual el té con miel..

Carito!! Por no gritar es que escribo dijo...

ah... la taza de mi historia me la quedé yo. Se la había regalado con un desayuno en nuestro cuarto y último aniversario.
Está linda la tacita... es negra y de tamaño ideal. Está linda...

Ene Deláa dijo...

Ooooh noooo, yo le pongo todo el valor a ciertos objetos. Hace poco se rompió también una taza que le había regalado a mi Querido Concubino cuando aún no era tal y me dio mucha pena porque era LA TAZA, había buscado por todas partes hasta encontrar la justa. ¿Será que habrá que dejar de regalar tazas? ¿O tendremos que regalarlas de plástico o acrílico?

Maru dijo...

Toda taza tiene un fin. A la de rayitas se le terminó su era.
Comienza el reinado de una nueva taza ¿de color quizás?

Maru dijo...

Igualmente, me hubiera puesto triste si me pasaba eh...

Anita dijo...

Ayy yo también compré tazas con mi ex, pero cada uno tenía la suya. Compartíamos la pasión por los bazares y los utencillos de cocina.
Es raro porque esa taza la empecé a usar más después de que nos separamos, porque tenía miedo que se me rompiera. Ahora se rompió un poquito, pero la quiero igual :P

Besotes

Skalipso dijo...

Ayyy Cafée! qué bronca que dan esas cosas!
Un abrazo !

Ani dijo...

Café:

Qué belleza de relato.

A mí me pasó con un anillo. Él los había comprado especialmente y de sorpresa, en una playa. Al dármelos me dijo: para que cada uno esté en el otro.

Luego, bastante tiempo después, nos separamos. Pero yo no me saqué el anillo. Cuando una tarde al tocarme el dedo descubrí que lo había perdido, fue como si un tren hubiera pasado por arriba de toda nuestra historia.

Ese anillo era la prueba de que todo había sido real.

Nunca más lo encontré.

Ani dijo...

Ah...y perdón por no seguir la consigna a la que me invitaste ¿estoy a tiempo? Tuve algunas complicaciones ultimamente.

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Yo creo que es bueno lo que pasó.
A veces esos objetos quedan olvidados al fondo de algún cajón, o bolsa.
Pero otras, están ahí, a mano. A la vista.
Después de un tiempo dejan de doler, pero pasan a formar parte de una nueva realidad.

Quien te dice que con esa rotura, el recuerdo pueda finalmente ocupar su lugar de recuerdo

(sin retos para ud.)

don carlao dijo...

mientrás seas café spre va a haber una taza para vos! nunca desanimarse que todo fluye. un abrazo

Felipe dijo...

Que feo que es cuando se te rompe algo que te gusta mucho. Hace unos años yo solia guardar las monedas en una alcancia, por decirlo de algun modo, de ceramica. Cuando sacaba las monedas lo apoyaba en una "tapa" que apoyaba en una puerta. Un dia estaba con un amigo, el abrio la puerta y la "alcancia" se fue al piso. Casi que se me caian las lagrimas ese dia.

Ceci dijo...

No se si viste como se rompió la taza, pero por si sí,me puedo imaginar que esos momentos pasaron como una película en camara lenta, mientras la taza caía, en paralelo podías ver imagenes de muchos de esos momentos que compartieron...
Esas cosas pasan, las cosas las perdemos (por cualquier medio), pero en nuestro corazón siguen esos momentos, que ocuparon su espacio, tiempo y lugar.

Un abrazo!

Ceci dijo...

No se si viste como se rompió la taza, pero por si sí,me puedo imaginar que esos momentos pasaron como una película en camara lenta, mientras la taza caía, en paralelo podías ver imagenes de muchos de esos momentos que compartieron...
Esas cosas pasan, las cosas las perdemos (por cualquier medio), pero en nuestro corazón siguen esos momentos, que ocuparon su espacio, tiempo y lugar.

Un abrazo!

Ivi * dijo...

No sé por qué, pero yo tengo un apego muy grande con ciertos objetos... y cuando me pasa algo así, indeectiblemente, me entristece.

Que no decaiga, a comprar otra taza y encontrar otra historia!!!

Fati dijo...

Cafe!! mi expresión fue UYYYY, esos recuerdos me duelen mucho cuando se rompen o se pierden!! es feo aunque es cierto que siempre quedan otros recuerdos, pero buien o ml aquellos palpables por momentos pueden ser mas reconfortantes.

Mariann dijo...

aia.. duele cuando esas tazas se rompen...


pero mas duele nunca haber tenido taza...

Lucre dijo...

No sabés como te entiendo... Yo había comprado dos. Eran iguales, pero una con el dibujo de un perro, y la otra con un gato, que sé yo, algo simbólico en la relación que nos daba risa.

Cuando, años después, ví como se me deslizaba por la mano esa taza y se reventaba en el piso, fue como si un pedacito se me clavara en el pecho.

Pero es como dijo Daria, el recuerdo, acá está.

Besote.

Gla dijo...

Claro que sí... Cada objeto que fue símbolo de un momento preciso, de un recuerdo compartido, de un afecto ausente...siempre tendrá un valor extra que nada tiene que ver con lo económico.... Porque el corazón, por suerte...NO TIENE PRECIO!!!

hormiga dijo...

Ufffffffff! es muy lindo un muy buen recuerdo, pero cuando liberador es que se haya roto... en el fondo. :)

Isadora dijo...

Yo tenía una oveja muy linda que me regalo The Ex.
Era un peluche especial
A. porque me gusto al verla y el entró y me la compro.
B. porque cada vez que lo extrañaba dormia con la ovejita llamada Tripoda.

Ahora no tengo la más pálida idea de donde corneta está esa oveja. Habla muy mal de mi alma eso jajaja.

Pero, entre nosotras,llegó a perder la caja de miles de cartas que tengo de él y muero.
Si se extravía el collar que le robé en nuestros comienzos, un hilo pedorro con cuencas de madera, berreta jajaja; me mato.

No son las cosas en sí, sino el tesoro particular que representan para nosotros. El recuerdo está sisi, pero el tener el objeto nos hace más rápido el viaje al recuerdo; me explique bien?

Beso Café!!!!

Araceli dijo...

no me preguntes porque, pero cuando lei que se rompió la taza se me puso la piel de gallina.
Supongo que debe ser porque entiendo el significado de esos recuerdos.
Yo tenía un carnet de la obra social de G en mi billetera, y cuando me la robaron fue lo que más pena me dio perder.

Un beso, que estes bien.
Ara.

Vulgar dijo...

Linda historia. Ya he estado allí :)

johi dijo...

UH!...es tan necesario el recuerdo tangible, pero es real que tal vez era la única manera de "romper" lazos.
No digo que todavía esté rondándote en la cabeza, solo que a veces necesitamos cambios drásticos para "deshacernos" de determinadas cosas/momentos/situaciones.

A mi me cuesta mucho.
Soy bastante sentimental con algunas cosas.

magunchi dijo...

Se podrá romper todo lo que se nos regaló, pero todo los recuerdos que tenemos con esos objetos no se nos van del corazón, y creo que esto es más importante =)
Te entiendo cuando dices que una pena te invadió cuando se rompió... no sabés cuánto =O me pasó con una pulserita =(

Guardarías la taza rota? =)


Que andes muy bien!!
Besos!!!

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Daria: no, el recuerdo está! Y sí... taaaan lindos los bazares! Aunque ahora estén llenos de cosas innecesarias y horribles bajo la excusa "de diseño" PUAJ!

Nova: y, a veces necesitamos algo que ancle los recuerdos con los sentidos!

Mate: los objetos son los testimonios, no? Y su significado va variando de la mano de nuestro recuerdo y nuestros sentimientos!

Na: gracias! y sí, es bueno recordar lo vivido y está bueno que duela cada vez menos, no?

Shu: claro! el recuerdo queda... y tengo una excusa para comprar taza nueva!

Vicky: malditos?!?!?! por qué!?! Nada, pasó, se terminó pero vamos! que valió la pena vivirlo!

Morocha: ay, me emocioné! No lo había pensado así...

Uno: dah! ni que fuera primicia! jajaja

Elena: bueno, no sé si taaanto como tener una foto suya pero... quizás debía romperse (?)

Carito!!: pero ya no había iguales te con miel! Otra que se quedó con la taza! (haceme caso, cuidado con los gatos... las rompen! jajaja)

Ene: no, está bien. Se tienen que romper de vez en cuando. Así tiramos los pedazos y buscamos una nueva. Está bastante bien que ahora que SI es concubino justifique buscar taza nueva, no?

Maru: eso! eso! La Era de la Nueva Taza! Esta epoca va a valer la pena vivrla! (?) (igual, la pena es un ratito, no?)

Anita: ay, yo tuve uno (otro) con el que ibamos a los bazares. No me gusta esa taza! jajajja

Skalipso: y, un poco... pero un par de puteadas después se sigue!

Ani: gracias! ay, me dio dolorcito acá lo del anillo. Yo ya conté algo con anillos, no es igual pero dolió! y justo el post se llama como tu blog :P

Ani otra vez: claro! juguemos, juguemos!

Opi: y sin retos... pero una buena cachetada, eh! Está bien, esta vez la merecía. Qué es esto de hacerme la pavota por una taza?!?! ;)

Don carlao: ay, ay, me gustó la idea de que siempre habrá una taza para mí!

Felipe: cuanta peeeena! Yo, cuando me enteré, no pude llorar... bu

Ceci: nooo, no ví (por suerte, eso que describís suena tremendo). Me enteré al día siguiente porque no estaba en casa. No encontré ni las astillitas. Igual, los recuerdos y las sensaciones quedan!

Ivi*: eso! otra taza y otra historia, otra taza y otra historia! te digo, me gustó la idea!

Fati: y era tan linda y tan cómoda... pero bueh.

Mariann: eh! yo la tuve porque la busqué! te das cuenta!

Lucre: ay, es peor.... vos la viste caer! no, lo mío fue a la distancia!

Gla: eso, qué tanto... este corazón no tiene precio y mis recuerdos tampoco y una taza... al fin y al cabo es una taza.

Hormiga: no lo había pensado. Ahora los leo a todos uds y sí, está bueno. Excusa para comprar todas tazas nuevas y lindas y sacar las repletas de recuerdos de circulación!

Isa: ah, no... con los peluches no me pasa. Los regalé, los tiré, ni sé... no me conmueven para nada (de hecho, me dan casi asquito!). El objeto ayuda a las sensaciones, sin lugar a dudas!

Ara: dan pena esas cosas, mucha pena! Pero, así como yo ya basta con el cordobes, vos, querida mía... BASTA CON G!!!!

Vulgar: linda historia. Estuviste? me contás?

Johi: sí, dolió que se rompa pero está bueno tener que buscar taza nueva!

Magunchi: nooo! guardar una taza rota va completamente en contra de mis principios, especialmente si es símbolo de una historia que se terminó hace años. Una cosa es cuando todavía conserva utilidad... pero ya basta ;)

Saluti a tutti!

Jamona dijo...

asi de delicada es