martes, mayo 19, 2009

Bruma

El silencio se profundiza. La imagen se hace eterna o desaparece, según el momento, en las sensaciones. Desconocer el camino, agudizar los sentidos, enfocar la atención. Adivinar, apenas, los contornos, los espacios, los movimientos. Encontrar los ojos atrapados, esforzándose por ampliar la visión. Descubrir tensión en el cuerpo, concentración en la mente, la respiración atenta.

Nadie conoce la incertidumbre si no intentó vislumbrar el camino a través de la niebla.

12 comentarios:

Soledad dijo...

es hermoso ver como se superponen las capas del mismo color... los días de bruma todo el paisaje se vuelve monocromático y de contornos indefinidos.
Toda una experiencia para los sentidos.

Ene Deláa dijo...

Mirarlo de lejos está bueno, pero ¡uf, qué complicado! cuando vas de noche y no ves 2m más adelante... ni atrás! Scream un poroto.

hormiga dijo...

Una vez viví eso que describís tal cual en El Escorial. La niebla era tanta y tan abrumadora que, por momentos, imaginaba un largo camino que, en realidad, acababa a los pocos metros. O, confiada en que el anterior había acabado tan pronto, caminar se hacía largo. Parecía un capítulo del Sr. de los Anillos.

algunosescritos dijo...

que buen desayuno!

y muy bonita musica para desayunar

Nanci dijo...

La bruma, entro por mi nariz, espeso mi sangre y de a poco enlerdese mis paso... la llegada se hace muy difícil, pero algo dentro mio dice que siga...

Nanci dijo...

La bruma, entro por mi nariz, espeso mi sangre y de a poco enlerdese mis paso... la llegada se hace muy difícil, pero algo dentro mio dice que siga...

Etienne dijo...

A veces, la mañana me recibe húmeda, con perlas que destellan bajo los tímidos rayos de sol.
Otros, la neblina baja hasta el piso, rebota en mi zapatilla y moja mi mochila.
Y muchas veces, si no estás, mis ojos se nublan y la bruma oculta tu silueta.

La abuela Beba dijo...

Poderosas las palabras esas.

David dijo...

En una excelentísima película, una chica casi ciega le habla a un tipo, y le dice que no pueder ver nada, que todo está nebuloso, y él le contesta: "me gustaría perderme en esa niebla".

Película recomendada: Delicatessen

David dijo...

(donde dice puedeR sobra la R, eso está claro, me imagino)

Mariann dijo...

ouch... me dolio.. creo que estoy sensible

Café (con tostadas) dijo...

Hola!

Soledad: sí, los días con neblina son monocromáticos... cuando hay demasiada neblina, igual, se ve poquito de los contornos!

Ene Deláa: y, no es una sensación relajante, no!

Hormiga: me encantó la imagen!! Y lo del Sr. de los Anillos, bueh... todos sabemos que es otra de mis adicciones (?)

algunosescritos: gracias! y sí, bonita música... hay cosas de The Fray que me gustan, esa canción es una!

Nanci: siempre hay que seguir. La bruma, antes o después, se disipa... la cuestión es andar despacio, no gastar energías en soplar inutilmente, dar pasos lo más firmes posible y en algún momento la niebla disminuye!

Etienne: ay... casi se me ocurre ponerme colorada! Por suerte lo tuyo es la poesía porque sí, nomás!

Beba: le parece?

David: ok, otra película para la lista de "pendientes"... (precioso comentario)

Mariann: te dolió? ufa! querés un mate? una curita?

Saluti a tutti!