miércoles, enero 14, 2009

Tormenta

Estar parada sola cara a cara con el paisaje. Respirar el aire extraño de otra zona, descubrir los aromas especiales del agua que se acerca. Dejar que el sonido de otra tierra me invada, me desoriente. Sentir en la piel el aire especial de otras latitudes. Relajar la espalda, levantar la vista y descubrirme ínfima.

Nadie conoce la majestuosidad si no vio oscuras nubes de tormenta asomar detrás de montañas ensombrecidas.


15 comentarios:

Jaki dijo...

Buenos días, antes que todo.
Realmente entiendo esa sensación, me pasó lo mismo, pero estaba en el campo. Una llanura verdoza y amarilla, pequeños espacios de montes y al final de todo, lo negro de la tormenta con rayos cayendo.
Era algo impresionante.

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Jaki: sí, las tormentas en la llanura son muy particulares también! Sucede que me siento taaaan diminuta con el cielo tormentoso de las montañas...

¨ dijo...

estuvo alguna vez en mitad del mar, desnuda, flotando, sin tierra alrededor, ni barco, ni nada? la sensacion de lo inmenso, de lo insonmensurables, de lo abismal es de lo que se trata.

puede ser un orgasmo, un miedo priamrio, una idea, una sensacion, una monetaña con nubes, un mar inmenso, la muerte o la vida.

Mariann dijo...

como extraño las sierras...

NECESITO VIAJAR!!!!!!!! URGENTE!!!!! ALGUIEN QUE ME SECUESTRE Y ME LLEVE A UN HOTEL EN MENDOZA!!!!!!

Lucas.- dijo...

ehh.. mariann ehh.. mira... bueno... estem...

arriba las manos!

Ani dijo...

Yo me siento pequeña cuando miro el cielo en la playa...

Hace tanto que no!

Ya tendré revancha.

Felices montañas, Café!

hormiga dijo...

Es cierto que el agua, el aire, el cielo o las montañas, todo, es distinto en otro lugar. Hormiga se percató al dormir en otros hormigueros de otros continentes. Cerrar los ojos y dejar que el viento golpee nuestras caras dejando nuestras antenitas moverse, sin atarlas. Sentir como nos envuelve otro aire que no es el nuestro, como nos recorre el cuerpo y nos incluye en el paisaje, como dándonos la bienvenida.

NOVA dijo...

Que bueno es descubrir un sitio donde dejarse llevar y perderse o confundirse para volver a encontrarse, tomar un poco de aire y uffffffff..., ya estoy para otra temporada.
Todo el mundo debería hacerlo, es muy sano, encontrarse en soledad.

BLUEKITTY dijo...

Hace un calor acá en Córdoba. Se asemeja de a momentos al infierno, o lo que creo que debe ser. Estamos, todos creo, esperando una tormenta. Me levanté pensando en un post sobre tormentas y te me adelantaste ;). Me gustan las tormentas. Limpian todo. El aire cambia.
En otras palabras, como la conocida frase, después que llovió, paró.

pd: lo que quise decir ayer no es que no sea bueno llorar (llover), es necesario como decís, hablar, sacar, pensar, organizar nuestros pesares. Pero siempre que se pueda elegir la sonrisa, creo que es aún mejor =)

Minerva dijo...

Oh si. Nada como una tempestuosa tormenta en la costa de Brasil, desde mi experiencia

Hurricane dijo...

Uf, me recordaste una tarde en la costa. Yo en la playa, mirando hacia el horizonte y con los pies dentro del mar, el cielo oscuro por las nubes (se les notaba el movimiento) y el viento era lo único que se oía. Creo que nunca me sentí tan pequeño delante de la Creación.
Besos!

Lilya Nuratis dijo...

vole entre sus letras hasta quedar parada así, sola... cara a cara con el paisaje...
respiré hondo, cerre los ojos y deje que el sonido de otra tierra me invadiera...

gracias por un momento-oasis.

Lilya

Café (con tostadas) dijo...

Buenas tardes!

¨: mmm, si veía la costa no vale, no? de todos modos, creo entender a qué se refiere. Es una sensación particular y contradictoria pero que a mi me gusta, mucho.

Mariann: yo extraño MI rincón de las sierras... ya veré que hago. (ya no da para que espere que alguien me secuestre!)

Lucas: chicos, me siento Galán... o algo así (?)

Ani: tomate revancha! que hermosa sensación, que hermosa.... Ahora quiero playa y quiero mar. Vos y ¨ me hicieron tentar. No hay paz! ;)

Hormiga: que maravilla no? que podamos sentir que otras tierras nos dan la bienvenida... cuanta nobleza del mundo para con nosotras!

Nova: es muy sano y uffff, tal cual! Te parece que nos darán bola si proponemos una ley al respecto?

Blue: el cielo de Córdoba, como extraño ese cielo! Y sí, tenés razón. Cuando podemos elegir está bueno, a veces, elegir la risa :)

Minerva: puf, mis recuerdos de tormentas en Brasil incluyen agua hasta en los sillones! Una belleza!

Hurri: es esa sensación. El minuto en que nos descubrimos diminutos y atrapados por un paisaje majestuoso que nos resulta magnético! Besos

Lilya: que hermoso comentario. Que lindo que hayas disfrutado así del post! Por nada, gracias a vos.

Saluti!

Call me crazy! dijo...

Ahora solo me falta ver la majestuosidad... ya estuve/estoy en la etapa de las nubes!

Cariños

Café (con tostadas) dijo...

Call me crazy!: pucha, estás en etapa nubes? feito eso! pero bueno, a veces una buena lluvia limpia el paisaje (demasiado metafórico lo mío?)

Besos