lunes, abril 16, 2012

Me abandonó la lógica matemática

En el futón hubo almohadas, en la tele, una película, en la mesa ratona, pororó dulce recién preparado y mate amargo. Avances de una gran tarde de invierno.

En la mesa hubo pizza, en los vasos, cerveza, en mis pies, nada, en el brindis, mis hermanos, yo y varias carcajadas. Vestigios de una gran noche de verano.

¿Cómo puede ser que le digamos media estación si es capaz de reunir las dos mejores mitades de las otras?

6 comentarios:

Co dijo...

Un mix perfecto de fin de semana. Las dos medias estaciones que tenemos al año son lo más, porque más allá de su nomenclatura, son capaces de reunir lo mejor de las otras dos! =)

Besos y buen lunes!

Hugo dijo...

¡Déjeme con el calor nomás! Yo, culpa de los primeros fríos, ya arranqué la temporada de Tecitos Vick...

Lara dijo...

Mira, me parece que la cosa copada no es por la media estación, sino por tus hermanos.
Capaz que en el polo con 6 meses de noche eterna la pasan bien igual!!!
Vos sabes que la media estación no es lo mío, así que no me convences..

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Co: a mi me gusta el otoño, ¡no tiene el menor sentido que lo niegue! Eso sí, puede que los palos borrachos en flor influyan mucho ;)

Hugo: ¡¡eso te pasa por el insistir con el mallín, gordo!! Ya es hora de bermudita, pensalo :P

Lariskiev: puede ser, sí. Somos enormes, ¡quévachaché! jajajaja

¡Besos!

Veronica dijo...

Sabes? Siempre me parecio lo mismo y la verdad, nunca habia reparado en eso de nombrarla como "media estacion". El otoño sin duda, no tiene nada de mediano, es mas bien un todo absoluto de color ocre y ruido de hojarasca. Hay pocas imagenes mas bellas que una mañana fresca de otoño con sol.

Saludos.

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Veronica: ¿sabés por qué el otoño tiene tan pocas mañanas soleadas? porque las cosas buenas se hacen desear :P

¡Salú!