miércoles, abril 18, 2012

Consecuencias de interrumpirme el sueño

En líneas generales, los insectos y yo no nos llevamos bien. Coexistimos en mínima armonía amparados bajo el alero de un criterio guía fundamental. Adentro de casa, muere; afuera de casa, vive. La cercanía con esos seres disminuye considerablemente mi felicidad y eso, por supuesto, no me gusta ni un poquito.

Ahora resulta que hay tremenda invasión de grillos. Y muchos me dicen pero un grillo, un grillito, como el del poema de la infancia, como Juan Poquito. No jodamos. Madre comenta que de niña me gustaba, yo le creo pero, al día de hoy, los grillos y yo no somos amigos y no lo vamos a ser. No sólo porque se comen los pulóveres y las computadoras. No sólo porque dejan apestoso olor a grillo en todos lados. Ni siquiera por su manía de cantar desaforadamente durante las horas en que yo pretendo dormir. No. Es peor.

El grillo no tiene noción de espacio personal. Y si no comprende, ni por asomo, el tema de mi cuerpo - tu cuerpo, no tiene sentido delirar con que registre el límite de adentro y afuera de casa. El grillo te salta al cuerpo, ¿¡me explico!? Sólo los insectos que se alimentan de uno hacen esas cosas. (Bueno, y las moscas pero esas son imbéciles). La cucaracha se aleja, las hormigas huyen, las arañas se hacen las muertas, él no. El grillo se siente tu amigo y quiere serenatearte en el hombro y hacerte cosquillas en las rodillas y no da. En serio. No somos amigos, no me caés bien y ¡no me toques!.

Es menester implementar un programa de alfabetización de grillos.


12 comentarios:

Hugo dijo...

¿Así que por allá también se llenó de esas porquerías?

Hay que pisarlos, pisarlos sin piedad.

Leria Vogt dijo...

Jajajjajaj

Grillos del infieRRRno! Yo crecí en un pueblito rodeado de campo, y oírlos me SACA!

Tengo un amigo que tiene un grillo como sonido de notificación de algo del celular -.-
En mi casa lo pone en silencio.

Vale dijo...

¿Cómo es el olor a grillo?

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Hugo: es lo que hago... los piso, los barro, los tiro al tacho... ¡si los encuentro! Porque viste como son los muy turros, cuando prendés la luz, dejan de cantar.

Leria: no, no... por qué tu amigo hace una cosa así, ¿eh? ¿hay necesidad? (aunque, yo tengo una amiga que tiene una se Sergio Torres para los mensajes... qué se yo, la gente hace estas cosas) ;)

Vale: ¡ay, te envidié! Es un espantoso olor dulzón que queda impregnado a los pulóveres. PUAJ.

¡Saluti a tutti!

Cinty dijo...

Si los pisas es mala suerte, ojo!

Café (con tostadas) dijo...

¡Buenas!

Cinty: ¡¿también eso?! Dejemos de joder, todo en esta vida es perjudicial para la salud o trae mala suerte. Ya es abuso. No digan que no avisé ;)

¡Beso!

Pablo dijo...

Que grillo copado! Avanzando contra todos los pronósticos, y además caballero (serenatero). Dale una oportunidad al pobre!

No se en que lugar del mundo existen grillos como los que mencionas. En mis pagos son bastante timidones, como el resto de los bichitos que describis.

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Pablo: claro, caballero y serenatero eran lo mismo... ahora entiendo todo mucho más.

(Será que intimidás, entonces (?), porque los grillos son zarpados de confianzudos)

¡Salú!

Pablo dijo...

Café, mi grillo estaba vestido de frac, y te tendía el saco para que pases sobre los charcos de agua de la calle. Y cantaba serenatas!

Café (con tostadas) dijo...

¡Buenas!

Pablo: ¿era tamaño real o tamaño humano el grillo? Porque si lo segundo, me dio chui pero si lo primero, ya me veo llevándolo upa a todos lados... y ¡poco caballero eso! ;)

¡Salú!

Pablo dijo...

Chui? Voy a apelar a la sabiduría popular: nunca te comiste un bicho? :P

PD: Tenés mail.

Café (con tostadas) dijo...

Buenas, buenas.

Pablo: 1- chui=sustito (¿¿¿pensaste en un auténtico grillo en tamaño humano???), 2- frase tres, 3- en mi defensa, tengo el síndrome de la lechuza... en el momento los veo preciosos :P

¡Salú!