martes, marzo 06, 2012

Verdor

Primero es el aroma. El vaho a pasto recientemente cortado que lo inunda todo. Después, el frescor ante los primeros pasos. Las plantas de los pies empiezan a teñirse de intenso color verde. El roce suave en la piel provoca cosquillas leves en el arco del pie y entre los dedos. El cuerpo entero agradece ese gesto que se siente como una conexión con el mundo todo.

Nadie conoce la frescura si no caminó con los pies desnudos sobre gramilla recién cortada.

13 comentarios:

lou dijo...

mis pies sintieron un leve cosquilleo al leer tu relato....

nomesalelapalabra dijo...

Una de las mejores sensaciones de la vida, sin dudas.

Cinty dijo...

Lo mismo con el pasto recién cortado con un plus de lluvia

Vale dijo...

qué placer :)

Co dijo...

Que linda sensación la de andar en patas por el pastito recién cortado o, en su defecto, por la arena fría. Eso, siempre y cuando no pisemos una espina (cosa que me pasa siempre!) Ja!

Pero si, "Nadie conoce la frescura si no caminó con los pies desnudos sobre gramilla recién cortada".

Hugo dijo...

Hasta que pisas espinas.

U ortigas.

Jennifer Prado dijo...

Ohhh sí, agradezco a la vida esa sensación! Y trabajar a la vuelta de una hermosa plaza donde puedo hacer eso cuando quiero...

:)

Lara dijo...

Vos sabes que "Yo vivo en una ciudad
donde la gente aun usa gomina
donde la gente se va a la oficina
sin un minuto de mas
Yo vivo en una ciudad
donde la prisa del diario trajin
parece un film de Carlitos Chaplin
aunque sin comicidad
Yo vivo en una ciudad
que tiene un puerto en la puerta
y una expresion boquiabierta
para lo que es novedad"

Y el olor a pastito... o pisarlo recién cortado, o el olor a tierra mojada de los días de lluvia es completamente exótico para estas latitudes...
:(

POR ESO ME GUSTA TANTO IR A VISITARTE :)!!!!

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

lou: ¡qué lindo!

notesalelapalabra: sí, yo creo que sí.

Cinty: oh, ¡eso es muy bueno!

Vale: uuff

Co: es que la vida y el mundo tienen esta puta manía de tener espinas... y nosotras, ¡esta tendencia a llevárnoslas puestas! (Che, ahora me acordé del poema de la Storni, ¡maldición!)

Hugo: bueno, chicos... ¡tampoco es para que terminemos todos ahogándonos en el mar! ;)

Jen: oh, ¡¡qué bueno que haya lugares para despuntar ese vicio!!

Larinha: sí, yo sé que vivís en esa ciudad... pero ¿segura que no es por eso TAMBIÉN que te gusta venir a visitarme? Digo, yo pensé que nuestra genialidad y cordialidad tenían algo que ver, ¡bbuuuaaa! (?)

¡Saluti a tutti!

Lara dijo...

No.. es solo por el pasto!!!


que bobiiiii... sabes que no quise decir esooooo...

:(

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Larita: nooooo, carita triste nooooo. Era chistecito, boba. ¡Si yo sé!

Abrazote.

Guillermo Altayrac dijo...

Ay... ¡Me dieron ganas!

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Guillermo: ¡es que es una sensación muy tentadora!

Salú.