miércoles, marzo 14, 2012

Enemigo numeroso

Aparece una hormiga caminando ligero por mi escritorio. Levanto las cejas, estiro el dedo índice de la mano izquierda y la aplasto. Me deshago de sus restos con el pulgar y sigo. Entonces veo de refilón un grupo de hormiguitas que aparecen todas juntas. Dejo lo que estoy haciendo y las mato una a una. No vuelvo a concentrarme en mis actividades de inmediato, me quedo a la espera de la retaguardia. Entran. Pienso que me superan en número pero no en fuerzas. Mordisqueo mi labio inferior y las miro entretenida. Vienen desordenadas hasta que se acomodan en perfecta filita, una detrás de otra. Estiro otra vez el índice izquierdo y recorro la hilera haciendo presión contra la superficie plana, como si marcara una línea de puntos. Me miro el dedo lleno de los puntitos negros que son sus cadáveres y los dejo caer, desde la altura, en el tacho de basura.

¿Así se sentirá un genocida?



No me banco las hormigas
por favor pasame el Raid.

Charly García
Rap de las hormigas | Parte de la religión

10 comentarios:

Cinty dijo...

Killer

nomesalelapalabra dijo...

Lo mismo pensé la semana pasada cuando me vi empuñando un Raid (inadecuado) por toda mi cocina. Tremenda invasión de hormigas, bicho al cual le tengo un asco irracional. Cuando van todas juntas, siento que tienen una fuerza que ni yo.

La Criatura dijo...

democracia ya!

La Criatura dijo...

juicio y castigo!

ni olvido ni perdón!

Lady B. dijo...

Estaba por decirte que era un texto muy cruel, hasta la comparación con los genocidas. Y ahí un piensa, si hay personas que sienten tan poca empatía por otros seres humanos, que les queda a las pobres hormigas?
Saludos, Lady B.

http://unlugarllamadobuenosaires.blogspot.com/

Lara dijo...

Bueh... todos tenemos un costadito sádico... y las hormigas se prestan...
recuerdo una vez que las inundé en "la gotita", sobre la mesada,solo para ver que pasaba...

Hugo dijo...

No quiero ni imaginarme cuando llegues a ser jefa.

Café (con tostadas) dijo...

¡Buen día!

Cinty: uuu ffff

notesalelapalabra: ah, pero yo detesto los insecticidas, ¡por eso esquivo los medios químicos de exterminio! jajajaja

Crío: y vos ¿en serio pensás que una cosa niega la otra?

Crío 2: bien ahí. La única lucha que se pierde es la que se abandona.

Lady B.: ¡aflojá! ella se metieron en mi escritorio y me quisieron robar las tortitas negras... jajaja

Lara: ¿¿con 'la gotita'?? ¡sos jodida, eh! seamos amigas, mejor ;)

Hugo: mientras mis subordinados no sean hormigas, ¡capaz que andamos!

¡Saluti a tutti!

Guillermo Altayrac dijo...

¡Asesina!

Abrazo.

Café (con tostadas) dijo...

Buen día.

Guillermo: ¡injuriador!

¡Salú!