miércoles, diciembre 07, 2011

Porque lo digo yo

¡Qué gracioso esto de charla y entrevista y replanteo y contra argumentación conmigo misma!

Que extenuante que siempre encuentre otro giro, que peculiar que siempre quede alguna perspectiva por evaluar, que interesante que siempre pueda calzarme los zapatos de alguien más para revisar el mismo tópico, que atractivo que siempre encuentre un tema nuevo para comenzar la conversación, que suerte que pueda mantener diálogos conmigo misma y no necesite estar todo el tiempo secándole la cabeza a alguien más.

Ser tan parlanchina puede ser perjudicial para la salud.
(propia y ajena)


8 comentarios:

elpibedesistemas dijo...

Es que no es cuestión de andar revoleando "no me entendés" cuando ni uno mismo se entiende. El conocimiento (y aprecio) a la propia persona es vital a la hora de construir algo.

Saludos,
El Pibe de Sistemas

Luispower dijo...

¡Suelo tener grandes charlas conmigo mismo!
Tanto me desgasto hablando conmigo que casi no hablo con los demas.

Co dijo...

Y bueno, las parlanchines padecemos la incomprensión y el hartazgo de los demás, por eso es que aprendimos a tener conversaciones con nosotros mismos.

Veronica dijo...

Me encanta tener conversaciones conmigo misma, sobretodo cuando una parte de mi no está de acuerdo con todo lo que digo.... lo bueno es que hablo internamente todo el tiempo, a veces me aburro de mi misma tambien... y necesito hablar con otras personas ja, siempre parlanchina y llorona ja asi soy!
Besos cafecita

Carolina dijo...

Cuando hablo conmigo soy siempre honesta, pero exagerada y poco polite, y cuando le hablo a los otros soy sincera siempre, pero "polite". Por eso me gusta mas charlar conmigo.

Jesica dijo...

Yo hablo conmigo y con los demás y sorprendentemente me aguantan más los demás que yo a mi misma, de hecho creo que la gente se escucha a si misma cuando escucha a otros. Cómo cuando leemos Desayuno y decimos, la pucha le pasó lo mismo que a mi!

Mentendes?? jaja

Ceci dijo...

Ser parlanchina es una habilidad que muchos deseariamos tener, muchas cosas sería mas sencillas.
Saludos!

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

pibe: ay, casi que me convencés de que está bueno esto de conversar tanto conmigo misma! jajajaja

Luis: che, el punto medio, te suena? o es un concepto demasiado extraño? jajaja

Co: bueno, tampoco culparía a los demás de mi parlanchinería! jajajajaja Me toleran un montón pero yo no tengo límite!

Veronica: ja! siempre hay al menos una de las partes que me componen que no está de acuerdo conmigo... Algunas se burlan, otras lloran, otras despotrican... depende del tema, viste!

Carolina: si sólo fuese poco polite, estaría como quiero. Suelo ser cruel, jodida y descarnada conmigo! También suelo pensar que soy la mejor del mundo todo y zonas aledañas... jajajaja, aydió!

Jesica: a la pelota, me diste un giro que no esperaba... puede que tengas razón, pero ahora no sé si lo dijiste vos o lo escuché yo! jajajaja

Ceci: ay, no sé... una cosa es hablar y otra es decir... te lo dice una que muchísimas veces habla pero no cuenta!

Saluti a tutti!