jueves, noviembre 24, 2011

Entrega profesional

Ella está en plena historia de amor. Ella está enamorada y emparejada con su cardiólogo. Ella relata el primer encuentro.

Él:
bueno, ¿qué te pasa? ¿qué puedo hacer por vos?

Ella:
necesito que me cures el corazoncito.


La realidad supera hasta a la más cursi de las ficciones.

12 comentarios:

Cinty dijo...

Estas jugando?? Jaja

Hugo dijo...

¡Qué tierna!

(Menos mal que no sale con un proctólogo).

Jen! dijo...

:)

Felipe dijo...

Bueno, por lo menos no le dijo que tenia el corazon con agujeritos

Etienne dijo...

Perdón Hugo, pero por ahí le gustaría salir con un proctólogo y no se anima a reconocerlo!
Muy naif sería pensar que quiere salir con un florista o con un fabricante de bombones!

Anónimo dijo...

Che y si se enamoraba del ginecólogo??
Que le decía???
Larita.

Lola dijo...

siempre hay un roto para un descosido! :)

Hugo dijo...

Etienne, sí, lo sé, pero me refería a que si fuera uno de esos profesionales la frase final resultante (creo) atentaría contra la ternura del momento.

Etienne dijo...

Perdón Café pero sigo con Hugo...
No sólo atentaría contra la ternura sino que directamente nos lleva a la banquina!

Lara dijo...

Perdón que intervenga de manera tan soez
, pero mas que a la banquina yo diría a la colectora...



perdón amiga... pero me lo dejaron servidoooooo

Bati dijo...

De amor y Lo cura

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Cinty: mirá, considerando que ella es Ella, yo le recontra creo!!!!

Hugo: jajajaja. Necesito que me arregles el corazoncito y otras partes como que queda fulero, no?

Jen!: ;)

Felipe: puede que me equivoque pero nunca me pareció una mina chiquititas! jajajaja

Etienne: jajajajajaja, excelente!

Larita: no, no, no. No queremos tener esa imagen en la cabeza. No. El ginecólogo no es un hombre, es sólo ginecólogo y no existe fuera de su consultorio! jajajaja

Lola: eso dice la Abu. Yo le creo. Mi Abu sabe!

Hugo: Larita los mató.

Etienne: sigan, sigan... pero haganse cargo uds. de Larita!

Larita: jajajajaja, quedó servido!

Bati: ooohhh, cuánta ternura!

Saluti a tutti!