jueves, noviembre 10, 2011

Entre caníbales

A ver, revisemos los hechos.

Estoy, literalmente hablando, arrancándole bocados a tarascones a un cucurucho y desmenuzándolos con mis muelas.

¿Estás seguro de que eso es lo que querés que haga con esa parte de tu cuerpo?

Yo no tengo problema con las fantasías ajenas
pero
¡qué rara es la gente!


8 comentarios:

Lunática dijo...

Terminar un helado con cucurucho en la vía pública trae muchas confesiones ...

Hugo dijo...

♫ Ahí van las Mantis para devorar...♪

Cinty dijo...

"Hay gente para todo"

Al dijo...

Con un poco más de calma, pero sí.

Co dijo...

Jajaja! Me morí! Sobre gustos, no hay nada escrito, ¿no?

Anónimo dijo...

Jajaja me mato el comentario de Al.
Para mi que en el fondo saben que una no los va a lastimar y por eso se hacen los cocoritos. Jeje

Anónimo dijo...

El anónimo de recién fui yo. Larita :)

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Lunática: será por eso que la gente se sienta adentro de las heladerías!?

Hugo: jajajajaja, muy bueno!

Cinty: claramente.

Al: jajajajaja, excelente!

Co: y no, qué se yo, a cada uno le gusta lo que le gusta... o algo así.

Laret: ah! vos decís que se hacen los malos porque saben que no somos taaaan literales?

Saluti a tutti!