martes, octubre 11, 2011

A la orilla de otro río

De alguna forma de eso se trata vivir
Dormirme muy tarde con tímidas cosquillas de diferente origen en los hombros. Salir temprano a la mañana, viajar a las corridas con dos mujeres geniales, enganchar justo el colectivo porque una amiga peló sonrisa al ritmo de un ay, no esperás dos minutos que llegan las chicas que vienen corriendo y el señor colectivero le puso onda. Recorrer otra vez esos kilómetros. Se llama ruta 1, no sé, algo debe significar. Reconfortarme en el abrazo de una gran amiga, respirar el aroma a tierra todavía húmeda, quedarme otra vez sin forma de agradecer tanta hospitalidad y llenarme el cuerpo de sonrisas. Gran comienzo para un fin de semana, la cosa promete mucho. Y cumple.

El tiempo pasa
Resulta que ahora, la mayoría de las casas está llena de gurises. Resulta que las madres y los padres me reciben con la misma sonrisa de hace años. Resulta que, además, me dejan jugar a la tía por un rato. Torneo de ludo matic o maratón de baile, batería y a las armas. Los pibes son lo más.

Volver a los 17
Caer invitadas sobre el pucho a una fiesta de cumpleaños. ¿Cuándo fue que empezamos a cumplir los 30? Justo esta noche y en este lugar, justo ahora que yo me siento exactamente como si tuviese 19. Subirme a los zapatos a las nueve y tanto de la noche. Abarajar el primer vaso de vino un rato después. Reirnos mucho, bailotear un poco, comer rico. Ir variando la bebida. Ver rotar a los concurrentes. Volver a sentirme tan linda que debería resplandecer. Terminar la noche pasadas las diez de la mañana con vestigios de rímel y la sensación de que valió la pena.

El tiempo tiene huecos que nos dejan espiar un rato las personas que fuimos.



No quiero morir de viejo
No quiero que la vida se canse de mí
No quiero que algún día
El espejo me pase factura de lo que no di.

Y no quiero morir en misa
Prefiero morir de risa en alguna ocasión
No quiero ser noticia
Por no haber estrenado nunca el corazón

Prefiero vivir y viajar con el viento
Prefiero morirme en algún orgasmo a destiempo
No quiero vivir de recuerdos elegantes
No quiero morirme sin haberme muerto antes

No quiero jugar a tu espalda
No quiero llenarme la boca de fidelidad
No quiero vivir en concreto
No quiero firmar un decreto de conformidad

Prefiero vivir sin respuestas obvias
No quiero abrigo cuando afuera hace calor
Prefiero cartas de amor sin novias
Prefiero novias sin cartas de amor

Prefiero vivir y viajar con el viento
Prefiero morirme en algún orgasmo a destiempo
No quiero vivir de recuerdos elegantes
No quiero morirme sin haberme muerto antes

Adrián Berra
No quiero | Mi casa no tiene paredes

6 comentarios:

Hugo dijo...

Por lo visto fue un fin de semana lleno de sonrisas.

Alégrome por usted.

Bati dijo...

Cada vez mas cortos los fines de semana largos!

Lara dijo...

Ay gordaaaa!!!! Que linda sos!!! que linda es la vida vista desde tus ojos.!!!

No queres relatarme la mia???

Cinty dijo...

Que lindo lindo ! :)

Un Simple Blog dijo...

Paso por acá para avisar que arranqué con un nuevo blog, si tenés ganas, date una vuelta:

http://vomitandoparrafos.blogspot.com/

Gracias!

Café (con tostadas) dijo...

Buen día!

Hugo: copado que te alegres! la próxima, si querés, te sumás y nos sonreímos todos!

Bati: "La longitud del fin de semana depende de cada quien. Vamos a esquiar el Viernes?" Bati, agosto 2011

Laruca: pero por supuesto!!!! mencantaría... es copada tu vida!

Cinty: lindo lindo, sí, así... o mejor lindolindo ;)

Un simple blog: pasá por administración a pagar :P

Saluti a tutti!