jueves, marzo 17, 2011

Lisa y llanamente

Que las pastillas anticonceptivas, que el corpiño, que los pañales descartables, que los tampones, que las carreras universitarias, que las posibilidades laborales, que la independencia económica. Sí, sí. Todo muy lindo pero insuficiente.

La liberación femenina alcanzó su máxima expresión el día en que la sociedad consideró adecuado asistir a cualquier evento con ropa que no requiera plancha.

8 comentarios:

Bati dijo...

El próximo paso será liberarse de la liberación femenina!

Xoi dijo...

Exacto!

Etienne dijo...

Y los varones deberemos seguir planchando nuestras camisas??











Cuando nos vamos a liberar, eh??

Mariano dijo...

La ropa planchada siempre estuvo sobrevalorada

La Criatura dijo...

la socieddad alcanzó su máxima expresión el día que consideró adecuado asistir a cualquier evento sin ropa

Deniche dijo...

Sinceramente, Coincido.

Muy lindo blog.

Lola dijo...

Que cada uno planche lo que usa y punto... y si no quiere o no tiene ganas problema de el. O que hagan como yo que creo que como la ropa me ajusta se plancha sola...

Eso si detesto ver un niño con la ropita desplanchada. Mama/papa/abuela/sra de la casa o laverrap tienen que plancharselá.

Café (con tostadas) dijo...

Buenas!

Bati: jajajaja, avisen cuándo!

Xoi: esasí!

Etienne: eso les pasa por hacerse los serios.

Mariano: totalmente!

Criatura: jajajajaja, si hasta parecés un loco bárbaro!

Deniche: gracias!

Lola: no plancho, no me molesta que planchen, no me molesta que no planchen, me llevo bien con las arrugas de la ropa... como diría Hermano, lo único que está mal es la marca de cajón! :P

Saluti a tutti!