martes, marzo 02, 2010

Un Café

Inspirado en este post de Rochi.

La historia no cuenta batallas ni discusiones al respecto. El relato dice que durante el embarazo Madre me había elegido nombres. Uno de nena dulce, tierno, suave, sensible, algo como Rocío. Uno de nene con presencia, sonoro, imponente, algo como Álvaro. Finalmente Padre ejerció su derecho de elegir (por ser hija número par o algo de eso) y quedó este nombre que llevo hoy. No me quejo en absoluto, de hecho, creo que va conmigo. Entonces, permitime la licencia porque, entre idas y vueltas, al final quedé Café.

Porque hay muchos. Porque pueden parecer todos iguales pero cuando afinás el gusto descubrís que tienen sus particularidades. Porque hay personas que lo defienden y personas que lo detestan, hay quienes lo disfrutan y otros a quienes les resulta indiferente, algunos lo consideran una compañía y a otros les provoca acidez. Más o menos así soy. Un poco compañera, un poco fuerte, un poco diferente y un poco familiar, amiga de los desayunos, opción estándar cuando te toca esperar, testigo de charlas variadas, aguerrida en algunos terrenos, sabrosa en otros y fácilmente reemplazable por, por ejemplo, un buen mate amargo.

¿Quién dijo que el nombre no habla de nosotros?

Sin decidirte por el tuyo, suave,
ni por este, tan dísono que llevo,
alzaste al cielo tu mirada grave
como buscando en él un nombre nuevo.

Y suplicaste: -Quiero un nombre luz
que te recuerde ¡Oh cielo! en su eufonía;
uno más transparente que Jesús
y que José, y que Marta, y que María.

Y estando él para llegar al mundo,
no hemos hallado nombre todavía;
sólo sabemos que ha de ser profundo
y claro como el día.

José Pedroni
Su nombre | Gracia Plena

20 comentarios:

Abrazo dijo...

El nombre nos nombra, es la vida que nos entregan. Hasta que sosmos lo suficientemente hombres, para nombrar al nombre, y generar nuestra propia vida. Muchos reeligen, otros recrean.

El Fumigador Feliz dijo...

Haaarmoso poema. Igual me quedo intrigadísimo con la verdadera identidad de Cafecita.
Besotes!

Mery Swanson dijo...

Muy bueno el poema y me encanto lo que comentó Abrazo!! Cuando leo cosas asi me gustaría tener el don de las palabras.... besotessss

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Con el tiempo he llegado a querer harto mi nombre... La lleva.

MateConDuraznos dijo...

Claro que los nombres nos dicen, aun antes de que nosotros podamos emitir palabra.
Después podemos cambiar el discurso, pero ese es el primero que nos pertenece.

besos Café!

Jaki dijo...

Yo soy de las que huyen de su nombre. No me completa, por eso he recurrido a mi apreciado Jaki.
Aunque tengo que admitir que para quienes me conocen por primera vez, la variedad de nombres los marea un poco, al final, siempre terminamos entendiendonos.
Un saludo querida, brindemos con nuestras tazas antes de ponerlas a lavar.!

La Criatura dijo...

que suerte no te pusieron capuchino

Soledad dijo...

Ay Rocío... caviar del Riofrío... sola entre el gentío...tortolica en celo.....

Parece dulce, pero se las trae el nombrecito!! jajajaja

¿Hacemos el nombre o el nombre nos hace?...

Para mi, hasta Capuchino, se banca.... lo que uno no puede llamarse, de ninguna manera es Tereré!!

JanusM dijo...

si que habla por usted ese nombre señora café!
así como también habla de usted este blog!

Besos y Éxitos Cafecita !

Chil dijo...

yo soy la victoriosa reina de la selva...y es algo asi...aunque no tan victoriosa....

Liz dijo...

Me gusta el mio aunque de peque no me gustaba nada..

besos!

r.- el corre ambulancias dijo...

ahh, los nombres!
menuda lucha he tenido con el mundo x la repeticion del mio y el de mi viejo en la arveja
es un nombre, nomas. cada persona le mete sus atributos.

Isis dijo...

Nombres, no describen perfectas personas.
Hermoso poema, ya lo conocia.
Saludos!

Felipe dijo...

Menos mal que gano tu padre, te queda mucho mejor tu nombre (el posta posta) que Rocio. Ahora, si refleja tu personalidad, ni idea. Como dice R, es solo un nombre

mai dijo...

qe hermoso poema ! y qe lindo lo qe decís de tu nombre Café :)


qe tema , este de los nombres !! no debe ser sencillo elegir el nombre para una criatura al nacer , porqe atrás de cada uno hay una historia , recuerdos de personas qe pasaron por nuestras vidas , memorias de gente famosa y de leyendas y de prejuicios ...

y las asociaciones !! .. asociar un nombre con una personalidad definida , qe ESE nombre en particular me recuerde a ESA persona qe se llama así y qe no me gusta y por eso detestarlo ... y el qe llega después inocentemente con su nombre a cuestas , cómo hacer para romper con los prejuicios !! y qe comprendan qe ese nombre , en uno , no tiene nada qe ver con el mismo nombre , pero en otro ...


(me enredé ?! o más o menos se entiende la idea ?! aaaah detesto enredarme cuando quiero contar algo ¬¬ )



mi nombre (qe no es mai -- ése es el principio de mi apellido) me gusta , pero siento qe le falta algo , qe no va completamente conmigo (aunqe todos me digan qe sí, por la etimología de la palabra y bla bla bla) ...
en cambio "mai" tiene un no-se-qué qe me encanta :) y así con minúscula , porqe con mayúscula me suena a persona más importante de lo qe en este caso es ...


besoooo Café !!

eMe dijo...

No me gusta mi primer nombre, para nada, es raro y me complicó toda la infancia y todo el tiempo tengo que corregir cómo lo escriben. En rigor de verdad, no tenían nombre de nena, pero como se me ocurrió nacer sin pito, improvisaron sobre la marcha.

Usaba el segundo, que me gustaba, hasta que se me ocurrió averigüar qué significa. PARA QUÉEEE!!!! Si ellos hubieran buscado, en fin... un día me nombraron eMe y me quedé ahí.

Si era nene, era Pablo Diego, la combinación que estaba de moda cuando nací.

DeVezEnCuando... dijo...

Mi padre también eligió mi nombre. Me gusta cuando disfruta contando que me puso el nombre que quiso (que además me gusta mucho) y mi segundo nombre, es el femenino del suyo, muy lindo también, toda una extensión de su ego.

La Pé dijo...

Alla en antaño, cuando yo naci, como no se sabia si era nena o nene, pensaron Carolina, y Diego, por las dudas, sencillos, lindos, Carolina me encanta... peeeeeeeeero cuando le comentaron a mi hermano que ya tenia 16, decreto, "va a ser nena y se va a llamar Natalia" y aca estoy...
Nunca me identifiqué mucho con mi nombre, será porque me iba a llamar distinto? o soy de estudio? jajaja

Lola dijo...

Cuenta la historia que mi mamá queria ponerme un nombre que mi papá no quería, y como el era quien debía anotarme en el registro civil.. marcho solito y me puso el nombre que el quería y de segundo nombre el que mi mamá queria ponerme. En fin, pobre padre cuando le dijo a madre lo que había hecho... pobre yo, que desde que tengo uso de razon me llaman por mi segundo nombre por parte de la familia de mi mamá, y por mi primer nombre por parte de mi papá. A mi me encanta el primero, por eso me presento como Lola, pero mas de uno no entendió nada al venir a casa y que uno me llame María dulce y el otro Lola.
Así uno no puede tener una vida ordenada!
Besos cafecita

Café (con tostadas) dijo...

Buenas tardes!!

Abrazo: ay, podríamos estar horas hablando de qué es elegir, de cuánto podemos, de hecho, elegir... pero en realidad, te doy crédito por tan lindo comentario y vamos, che... a ser, que no es poco!

Fumi: viste qué lindo poema? jajaja, esa identidad es secretísima!!!! (?) (es que, todo bien con mi nombre pero no le llega ni a los talones a Café! :P)

Mery: 'el don de las palabras'... me recordaste a una tía abuela... ya voy a contar esa anécdota!

Mónica: es un gran nombre el tuyo!

MateCD: es lo primero que nos nombra... la primer palabra que nos unifica e identifica... no es poco!

Jaki: puf, hay muchas anécdotas de nombres múltiples desde antes de los niks! jajaja.... y sí, es un despelote pero tiene su encanto!

Criatura: suerte es que no me hayan puesto cortado!

Sole: nah.... tereré es un apodo malo, no un nombre!!!! Y, a la larga, nosotros hacemos al nombre... pero al principio el nombre es la primer palabra que somos... guarda con eso!

Janus: es que cada vez que hablo la boca hablo más de mí que de cualquier otra cosa... así de humana soy!

Chil: boluuuda! pensé en Tarzana y me pareció un poco raro....

Liz: es muy bueno eso!

r: yo tengo problemas con eso de repetir el nombre de los padres en los hijos... pero viste como soy yo... ñañosa!

Isis: no existen las personas perfectas, Isis... ergo, no hay nombre que pueda describirlas!

Felipe: me queda mejor mi nombre? mejor así! yo también lo creo... lo pienso y no, no me siento una Rocío! (y sí, es sólo un nombre... pero es el único que tenemos y es lo primero que decimos cuando nos presentamos!)

mai: jajaja... yo me llevo mal con las mayúsculas pero no puedo esquivar la regla ortográfica que las impone... en serio! tiene que ser tema de diván (?). Y sí, debe ser muy complejo elegir el nombre de una personita... y más si hay que ponerse de acuerdo entre dos!!!!

eMe: Pablo+Diego es una combinación letal!!!! viste que yo tengo una teoría sobre los pablos y una sobre los diegos... juntarlos no es aconsejable!!!!

DeVezEnCuando: mirá, no está muy claro de dónde o cómo salió este nombre que tengo... en rigor, parece que de ningún lado. Supongo que eso también habla del nombre! jajaja

Pé: en mi caso, mi hermana mayor (que tenía 5) decidió mi segundo nombre... y lo adoro! Ahora, podríamos estar largo rato armando una teoría con manteca con tu caso, eh!

Lola: que agradezca ese señor que la madre de su hija no fui yo... porque si me hace una cosa de esas, ni lío se arma... en serio, no se arma ni lío pero que reniega, reniega! (y nena... claro! así no hay cristo que se ordene!)

Saluti a tutti!