martes, septiembre 15, 2009

Sana sana

Hoy la Superintendencia de Servicios Salud de la Nación solicitó a las obras sociales relacionadas con las droguerías cuestionadas de venta de medicamentos adulterados que informen con urgencia todos los pacientes que recibieron tratamientos oncológicos, para afectados por VIH o para hemofílicos. Afirman que van a investigar, que van a auditar, que van a averiguar si alguna de esas personas sufrió consecuencias por el uso de drogas que no funcionaran. Dejemos de lado mi escepticismo. Pensemos, por una vez, que lo van a hacer y lo van a hacer bien. Entonces digo, ¿ahora?. ¿No se supone que eso es previo, que el gobierno debe controlar a los laboratorios y droguerías, no deberíamos estar todos tranquilos al comprar medicamentos en farmacias, no tendríamos que tener la certeza de recibir lo que el médico nos recetó y que cumpla con la función esperada? ¿No es suficiente para una persona enfrentarse y darle batalla a las enfermedades más agresivas para el cuerpo y el ánimo como para tener que estar, además, investigando el laboratorio que le provee los medicamentos?

Hoy las provincias devuelven al Estado Nacional los DIU sospechados de contaminación. Miles de dispositivos que fueron entregados a los hospitales del país para ofrecerle a todas las mujeres una opción anticonceptiva. Además fueron, precisamente, a los hospitales. Ahí donde la salud debería ser gratuita, donde el derecho a la integridad física debería estar garantizado para todos. Ahí, donde siempre llegan las personas más desvalidas, donde los métodos de control de la natalidad son vitales y donde la desprotección es tan grande que uno esperaría que, al menos el Estado que les promete una alternativa sea capaz de proveerles los medios.

Es difícil, muy difícil en este contexto encontrar algo bueno para rescatar. Es, al menos para mí, inútil procurar detectar la buena voluntad detrás de una auditoría o un programa nacional de procreación responsable, detrás de la mentira. ¿Es que no les tiembla el pulso jamás? ¿Es que son incapaces de dejar de exponer a los más perjudicados? ¿Es que no dejarán nunca de desproteger a los más dolidos?

Parece que juegan con nuestras vidas sin siquiera mirar el tablero.



Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz,
juegan con cosas que no tienen repuesto
y la culpa es del otro si algo les sale mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Joan Manuel Serrat
Algo personal | Cada loco con su tema

10 comentarios:

andreita dijo...

Sabés que pasa Cafetita? Que la Salud está, como todo en el país, pendiendo de un hilo.

Quizás la realidad local -la mia- sea otra, quizas tambien eso tenga q ver conq somos muchisimos menos, pero las cosas funcionan.

Me parece que no es algo q puedas solucionar vos, ni yo, ni nadie por mas que asi lo quisieramos. Me parece que además de Salud y miles de cuestiones q no vienen al caso enumerar ahora, nos falta EDUCACION.

Y de alli deviene todo el resto, no? Hasta que uno no se pone en la piel del otro, hasta q no le tocan el culo a la fuerza, NADIE se preocupa por el par. Y eso, volvemos tiene la respuesta, nuevamente, en el parrafo anterior.

Un beso, Srita, ojala algun dia tengamos q dejar de leer estas cosas.

Lindo tema, para amenizar.

Soledad dijo...

desesperante.
desesperanzante.
desequilibrante.

no tienen medida, no tienen moral... no son humanos.

y estamos en sus manos.

Los amigos del duende dijo...

Que tremendo...
vivimos en una sociedad en la que los politicos no se interesan por la gente... AHORA YO ME PREGUNTO...
NOSOTROS NOS INTERESAMOS POR NOSOTROS... NOS IMPORTA EL VECINO, CADA VEZ VIVIMOS MAS AISLADO, A NINGUN INTEGRANTE DE LA SOCIEDAD LE IMPORTA SU HERMANO, POR ESO LA GENTE ROBA Y MATA SIN QUE SE LE RUBORICE UNA MEJILLA...
LA SOCIEDAD ARGENTINA ESTA ENFERMA... Y NOSOTROS SOMOS LOS QUE LA TENEMOS QUE CAMBIAR... POR LO MENOS HACIENDO ALGO... SOBRETODO VINCULADO A LO SOCIAL... HAY QUE EDUCAR, ENSEÑAR, AMAR (EL AMOR AL PRÓJIMO QUE PREDICA JESUS Y QUE A LA IGLESIA TANTO LE CUESTA ENSEÑAR) SI NO NOS LO TOMAMOS EN SERIO... NUESTROS HIJOS TODAVIA VAN A ESTAR MUCHO PEOR!!!!!!

MIRALO VOS AL DUENDE... TAN SERIO QUE SE PUSO... ES LA INDIGNACION DE CONVIVIR CON LA INJUSTICIA!!!!

CHIL dijo...

Coincido con duende, es así.
Yo pienso en mi hijo, y voy a inculcarles los buenos modales, educarlo lo mejor posible.
Yo me cruzo con cada engendro...hombres que no dan mas los asientos a las embarazadas en transportes publicos, abuelos que hacen colas eternas para cobrar su pobre jubilacion, ni hablar cdo hace calor o frio...el estado de los hospitales, de las escuelas publicas, todo un desastre.
Está todo muy desaparejo.
Este gobierno me enferma. Yo hago lo que puedo con cosas simples: soy amable, ayudo al que puedo, no tiro papeles en el suelo, y trato de hacer de mi hijo un hombre de bien.
Tanta injusticia no me enoja...ME DUELE.

Angie dijo...

te digo, hace mucho que estoy pensando en esto, lo que debe revolverle las tripas a los familiares que recientemente perdieron alguien querido, tratado con alguno de esos medicamentos sospechados.

es algo que me pone muy muy mal.

la canción de serrat me encanta.

Anónimo dijo...

peor seria que continuaran repartiendose

Café (con tostadas) dijo...

Temita si los hay... creanme, yo intento dejar esta parte de mi personalidad de lado en el blog (es que alguna zona liberada tengo que tener) pero no me sale. No siempre. A veces, como ayer, la realidad me quema la cabeza y me lleno de bronca y de impotencia y necesito destilar...

Andre
: es un tema demasiado complejo, por eso la impotencia. Si nos prendemos en la rueda, no lo puede solucionar nadie 'de a pie' pero tampoco lo va a resolver el gobierno porque lo elegimos nosotros (y cada pueblo tiene el gobierno que merece) y así, seguimos en la eternidad. Y siempre caemos en la educación... y claro, cómo no si es la base de todo. Pero a veces, muchas veces, tenemos que desafiarnos los unos a los otros, nosotros mismos, a empezar a movernos, a reclamar, a exigir algunos cambios. Nosotros, los que tuvimos un par de elementos más en la educación tenemos que salir a hablar por aquellos que no tuvieron esa chance. Y claro que nos tenemos que poner en el lugar del otro... y claro que nos tenemos que juntar... y claro que nos tenemos que cuidar... pero también tenemos que entender que acá HAY RESPONSABILIDADES. Hay gente que no cumplió, que nos expuso, que jugó con nuestras vidas... eso, ESO, no nos lo podemos olvidar más.

Sole: son malos, Sole. No hay otra palabra que les quede. Malos y punto.

Duende (tan serio que se puso): yo también detesto la injusticia. Detesto que no respetemos el principio de igualdad. Detesto que no sepamos ser 'iguales para los iguales y diferentes para los diferentes'. Creeme que estoy de acuerdo en parte con tu comentario pero me parece peligroso. Sí, sí, demasiado riesgoso. De hecho, me suena a triunfo de algunos sectores de poder. No es lo mismo, Duende. No es lo mismo que un pibe robe porque tiene hambre (y no lo estoy justificando, por favor... NO lo justifico) que que gente que debería cuidarnos la salud robe vendiéndonos medicamentos adulterados y aquellos que deberían cuidarnos de quienes deberían cuidarnos la salud no los controlen porque les conviene que roben para que puedan aportar a sus campañas. No me jodan. NO SOMOS IGUALES. Son el gobierno, son el estado, tienen todo el aparato. Me desestabiliza que comparemos a mi vecinito con el superintendente de salud de la nación. No puedo creerlo. Yo sé que esta sociedad está enferma, que tenemos que cambiar y que todo empieza por casa... pero no es lo mismo, que eso vaya quedando claro!

Chil: si coincidís con el Duende, leete la respuesta que le acabo de tipear, por favor! Insisto, NO ES LO MISMO. Una persona que no le deja el asiento a una embarazada puede ser jodida y desconsiderada y, probablemente, vote a gobernantes desconsiderados. Pero no es igual quedarte sentado mirando por la ventanilla que dejar que enfermen o no curen o maltraten o expongan a las personas a las que TE COMPROMETISTE a cuidar. El principal objetivo de un estado, dicen, debería ser el bien común. Yo hace mucho (pero mucho, mucho, tanto) que no veo nada de eso por estos lares. En este país, 'el bien común' son dos mangos con cincuenta para la gente que se muere de hambre de hace tantas generaciones que ya no sabe ni que puede reclamar. El 'bien común' es todo para unos pocos. El 'bien común' es que paguemos sistemáticamente impuesto sobre impuesto que no nos vuelve en nada. Disculpenmé, no es lo mismo ser una persona desconsiderada por la calle que ser un mal gobernante. No puede ser igual porque las responsabilidades son diferentes, los compromisos son otros, las mentiras no son iguales y las consecuencias son incomparables. Ojalá, Chil, ojalá todos los hombres y mujeres de bien que tantos padres y madres están criando sean capaces de ser otra cosa...

Café (con tostadas) dijo...

Angie: ese pensamiento me hostiga, me roba el aire, no me da paz, no me concede tregua. Cómo carajo, eh? cómo se hace eso? cómo se juega con las vidas de esa manera? con el dolor, con el sufrimiento, con la fortaleza, con la integridad de alguien que está sufriendo? Esto no es mejor que patear, por diversión, a alguien que está lastimado en el piso. Esto no es mejor... es, de hecho, muchísimo peor.

Anónimo: eso es todo lo que tiene para decirme? eso le consuela? eso le deja dormir mejor de noche? eso debería liberarme el pecho de angustia? eso tiene que parecerme un avance? eso puede ser suficiente? eso... ES VERDAD?

Mienten, juegan con cosas que no tienen remedio, patean al lastimado, maltratan al excluido... y nos quieren convencer de que es nuestra culpa, de que somos así, de que el pibe del kiosco es responsable. Guarda. No es lo mismo... no es verdad.

Soledad dijo...

Café... en un todo de acuerdo con tus análisis.
Si tanto les preocupan los excluidos.
Si tanto les interesa la justicia.
Si tanto se preocupan... por qué no lo demuestran con hechos...
NO QUEREMOS MÁS DISCURSOS!! estoy podrida de oírlos decir vamos a hacer justicia social... quiero justicia!!! justicia social y también justicia penal!!
Sin justicia no hay un país posible para los pobres ni para los clase media. Sin justicia el país es es un espacio construido para beneficio de los malandras y los poderosos... me enojé yo también!!!

Café (con tostadas) dijo...

Sole, se me había pasado este comentario! Es así, yo también quiero justicia!!!!! Basta de tanta palabra, basta de maltratar a descaro al idioma y de tomarnos por imbéciles a todos. Basta de tanta mentira y tanta desigualdad. Basta de vaciar de contenido a las palabras sólo porque suenan bonitas. Al final, señores, al final... lo único real son los hechos! Enojan, enfurecen y siguen jugando con nuestras vidas...

Cómo puede ser que seamos tan buenos y tan pasivos de dejarnos??? será que en serio tenemos trastornos psiquiátricos graves como sociedad????