viernes, febrero 13, 2009

Pañuelos al aire

Después de años de pasos básicos y giros y contra giros y aprender zarandeos y memorizar coreografías de gatos y chacareras. Después de huellas y triunfos y los secretos del valseado, empezó a sonar otra vez una zamba hermosa y quise bailarla. Quise, al menos, intentarlo. Dos o tres veces en mi vida me le animé a una zamba y fue precioso probar y divertido pero incompleto.

De las muchísimas parejas que vi entrelazar pañuelos, sólo una quedó filmada en mi recuerdo por la estampa y por la ternura. Era un placer mirarlos, eran pareja, en la vida real y en el baile, de las que aprendieron a llevar el paso punteadito como si fuese sencillo y natural.

Pienso, entonces, que en la zamba el secreto está en encontrar un compañero con el cual buscarnos, llevarnos, invitarnos, festejarnos, seguirnos, juntarnos y alejarnos y proponernos marchas y contramarchas hasta encontrarnos en el arresto final. Sólo para empezar la segunda.

Así en la zamba como en la vida.



Sigue girando la zamba
Sigo asentado en tu pecho
Te enredo con mi pañuelo
Me enredas con tu silencio


Esta zamba hecha miel
Se hace una hoguera en la distancia
Quiero hacerte el amor en las mañanas de Santiago
Pintar con tu acuarela mis ocasos
Quiero hacerte el amor en las mañanas de Santiago
Amanecerme zamba entre tus brazos

Raly Barrionuevo y Dúo Coplanacu
Zamba y acuarela | El principio del fin

8 comentarios:

Mariann dijo...

pfff. cuánta gente me habrá enredado con su silencio...

Café (con tostadas) dijo...

Buenas tardes!

Mariann: mujer, por favor! Es asombrosa la capacidad que tenés de quedarte con la zona gris de cada post! Yo te tiro una teoría del amor y vos me salís con eso?!?! Deslumbrante!

Por otro lado, y que quede entre nosotras.... puuuuuffff! Si te entenderé! ;)

hormiga dijo...

Hace cosa de dos o tres meses estuve en un recital, más específicamente, en una peña y vi, por primera vez, bailar chacarera y zamba.
Me parece un baila tan hermosamente mítico y sensual, de constante entrega. Esos bailes de mirar a los ojos y descifrar al otro, a sus movimientos, hablando con la mirada. hermoso. Me dieron ganas de aprenderlo.
Buen fin de semana café.

Café (con tostadas) dijo...

Hormiga: la zamba bien bailada es el lo más cercano al amor que yo he visto! Y sí, dan muuuuchas ganas de poder bailarla (pero viste, yo creo que hay que encontrar un buen compañero).

Blonda dijo...

Para variar parece que la clave está en encontrar un buen compañero....

Y bueh...
Besotes (suerte que reapareciste!)

Café (con tostadas) dijo...

Blonda: y sí, parece que el tema está en encontrar el compañero adecuado ;)

Besos!

Indecisa* dijo...

con algunas zambas me pasa lo mismo que con el amor...se me pone la piel de gallina y siento que vuelo...
coursi la comparación, pero real...
Me encanta tu comparacion..menos coursi, claro!

Café (con tostadas) dijo...

Indecisa: era más o menos esa la idea del texto... que lindo que a vos también te pase! que lindo que me lo hayas contado!

Salú!